Adame Fotografía y Video
Adame Fotografía y Video

¿Te han entregado el anillo de compromiso, encontraste el mejor vestido de novia, pero la salud de tu cabello te ha impedido decidir tu peinado para boda? Evita estos cinco errores para que no tengas de qué preocuparte cuando llegue el día de tu boda.

1. Bañarte con agua muy caliente

Aunque no lo creas, el agua caliente reseca el cuero cabelludo (también tu piel), pues se trata de una zona muy sensible y de su salud depende la del cabello. Si usas agua muy caliente, será más fácil que sea quebradizo, que te salga orzuela y se vuelva opaco. ¿Sueñas con tu melena larga y un hermoso vestido de novia de encaje? Usa agua tibia.

2. Lavarte el cabello todos los días

Por naturaleza, el cuero cabelludo produce el sebo que lo mantiene hidratado. Si lo lavas todos los días, podrías desequilibrarlo, causar el efecto rebote y hacer que produjera más grasa o también podrías resecarlo y provocar que incluso aparezca caspa. No querrás tener que decir adiós al peinado de trenzas modernas que te encantó para tu día B, ¿verdad? La recomendación es lavarlo cada dos días, a menos de que sufras de seborrea y requieras un tratamiento especial.

3. Abusar de productos capilares

Paulo May Fotografía
Paulo May Fotografía

Además de buscar cosméticos sin parabenos, una parte esencial para tener un cabello brillante y saludable es evitar excedernos en el uso de geles, lacas, sprays y productos que tengan alto contenido de alcohol, sulfatos y silicones. Lo mismo ocurre con las cremas de peinar, los aceites y las ampolletas, ya que pueden dejar residuos que dañen tu cabello hasta generar seborrea o caspa si no se usan adecuadamente.

4. Uso constante de planchas y tenazas

Josué Weddings
Josué Weddings

El calor que generan estos aparatos, además de las secadoras, disminuyen las proteínas que protegen el cabello, lo que ocasiona que se rompan las fibras y la melena se deteriore. Si bien hay productos que lo protegen de estos efectos, te recomendamos que los evites al menos un mes antes del gran día para que tu cabello esté lo suficientemente saludable para soportar las pruebas del peinado recogido que hayas elegido y luzca radiante en el momento que tanto esperas.

5. Decolorar antes de la boda

Carol Cavazos Fotografía
Carol Cavazos Fotografía

No es recomendable hacerte una decoloración pocos días antes de la boda, menos si se trata de todo el cabello. Este proceso es uno de los que más dañan al cabello en minutos y lo más triste es que, según su estado de salud y pigmentación, el nivel de decoloración que soporte variará. Es decir, un pelo débil o en mal estado no alcanzará el tono exacto que requieres para aplicar el tinte que deseas y todo será en vano. El cabello se romperá fácilmente y quedará peor que las cerdas de una escoba.

En estos casos, es mejor no arriesgarse. Si es tu deseo tener el color que siempre has querido, trata de hacerlo al menos un mes antes de la boda para que haya tiempo de que, con el debido tratamiento, tu cabello se recupere.

Para cuidar mejor de tu pelo, no debes olvidar que este es una muestra de lo que hacemos día a día; es por eso que la alimentación e hidratación también se verán reflejados en él y qué decir de los vicios como fumar y tomar alcohol.

Luce divina haciendo lo saludablemente posible para que todo tu ser lo refleje y cuando llegues al altar con un vestido de novia corte princesa y un elegante peinado medio recogido, lo único que generes sea una grata impresión.