Después de aceptar el anillo de compromiso, llega una larga, pero también emocionante lista de cosas qué decidir; aunque una de las fundamentales es sobre el vestido de novia, hay otras que no deben tomarse a la ligera, sobre todo si se trata de completar el outfit nupcial. En ese grupo se encuentra la manicura, por eso te presentamos varias opciones de color para que elijas el que mejor destaque con el ramo de novia, combine perfecto con el resto de tus accesorios y vaya acorde al tema de la boda.

1. Nude

El nude llegó para quedarse en los corazones de muchas y muchos amantes de las uñas. Y es que este color es demasiado amable con cualquier outfit, más aún con el de una novia. Es perfectamente combinable, discreto, natural y a la vez muy sofisticado; querrás mantener tus uñas así una buena temporada después de la boda.

Ojo, hay una amplia gama de tonos, desde el más natural pasando por subtonos coral o rosa, hasta llegar a los más anaranjados y cafés. Puedes optar por uno uniforme o irte por el estilo baby bummer con un degradado que hará ver tus manos más humectadas y saludables, perfectas para lucir tu vestido de novia corte sirena en una boda de día o una gala de noche con mucho brillo y un maquillaje de impacto. Otro plus del nude es que hay una variante ideal para cada tono de piel.

2. Blanco

El color más tradicional para novias que quieran vivir su boda como en un auténtico cuento de hadas siempre será el blanco; en las uñas hará ver tus manos estéticas y elegantes. Los diseños son infinitos, pero si quieres lucir en tendencia, te recomendamos pedir un marmoleado, líneas rectas en un color contrastante como el negro o un diseño geométrico intercalando el tono natural de tus uñas. Prácticamente las uñas blancas quedan bien para cualquier tipo de boda, pero si te casas en exterior, como en la playa, lucirán aún más bonitas.

3. Dorado o plata

Para novias clásicas, elegantes y sofisticadas estos colores nunca pasarán de moda, pero la forma de combinarlos sí que evoluciona. Elige uno de estos si tu vestido de novia corte princesa es liso o algo sobrio, pues con uno de mucho encaje o pedrería tus uñas podrían chocar demasiado.

Hay muchas formas de aplicar dorado o plateado en la manicura, por ejemplo, el glitter, las cintillas, el esmalte metálico y los stickers de hojas o flores muy delicadas con un fondo natural, pues tampoco es forzoso que vayan saturadas o todas con el mismo diseño. Y algo más… cuida que haya armonía con tu joyería y el tono de tu piel. ¿Cómo hacer esto último? Fíjate en las venas de tus manos, si tienen un tono verdoso el dorado es para ti, y si son más azuladas elige mejor el plateado.

4. Tonos pastel

¿Te consideras una novia muy romántica y quieres reflejarlo en todo tu arreglo? Los tonos pastel son ideales para ti, también si tu boda es estilo boho, campestre o vintage.

Un palo de rosa, verde menta, lila o amarillo pastel suelen verse muy lindos en las uñas, y lo mejor es que puedes elegir un tono que haga juego con las flores para boda que eligieron o los vestidos de tus damas de honor. Te puedes basar en la paleta de colores para la celebración, pero tampoco trates de igualarla en tus uñas, solo es una referencia, así no parecerá que formas parte de la decoración.

5. Gris

El gris se ha convertido en uno de los colores favoritos para llevar en las uñas porque es neutro, combina con todo, es discreto, lindo y a la vez elegante. Si lo quieres para el gran día B se verá muy lindo como fondo de perlas miniatura o cintillas blancas. En mate se ve muy sofisticado, pero si prefieres que brille también lucirá estupendo. El gris será tu mejor aliado para portar tu vestido de novia para boda civil o porque te gusta que tus manos luzcan estéticas y muy cuidadas, aún mejor si te casas de día.

6. Tonos brillantes

Si no es tu estilo ni tu intención lucir tus uñas de manera discreta o delicada, los colores brillantes son para ti, sobre todo si tu boda tiene una temática más vanguardista, divertida y colorida. Pero ojo, tampoco se trata de saturarlas con demasiados adornos y colores, sino de aprovechar tonos como un rojo potente, un azul eléctrico, morado o hasta negro para contrastar con tu vestido blanco, el ramo de novia natural e incluso tus zapatos.

Recuerda que puedes jugar con el diseño o llevarlas uniformes. Preselecciona muchas opciones para decidirte el día de tu manicura con ayuda profesional, así encontrarás la combinación perfecta.

Esta parte de los preparativos te encantará porque no requiere mucho esfuerzo y depende única y exclusivamente de tus gustos. La recomendación, como siempre, es que así como observaste a detalle decenas de imágenes de vestidos de novia para probarte los que más te gustaron, intentes diferentes estilos y tonalidades en tus uñas hasta encontrar el que brille desde que llegues al altar hasta la hora de partir el pastel de boda y en las mejores fotos de la luna de miel.