Sirena Varada Studio
Sirena Varada Studio

Los planes de muchas parejas se han visto afectados por la COVID-19 y han tenido que adaptar su celebración a las medidas de seguridad que las autoridades federales y locales sugieren para minimizar los riesgos de contagio. Tal vez para quienes celebraron la entrega del anillo de compromiso en la primera mitad del año, esto no ha representado un gran cambio, sin embargo, hay parejas que han tenido que hacer modificaciones en las invitaciones de boda e incluso cambiar el grabado de las argollas matrimoniales. Si ustedes están en esta situación, no dejen que los pensamientos de amor se opaquen, ¡hay solución prácticamente para todo!

Por fortuna, los pensamientos de amor cortos no entienden de pandemias, siempre están presentes entre los enamorados, incluso si tuvieron que adaptar su vestido de novia corte princesa a otra fecha. Si ya arreglaron la mayoría de los detalles para posponer su boda pero tienen pendiente cambiar el grabado de sus alianzas de matrimonio, hay varias opciones para solucionarlo. ¡Aquí se las contamos!

Acudan con un profesional

Momenta
Momenta

Es comprensible que en estos tiempos cuiden especialmente su economía familiar, sin embargo, acudir con un profesional para cambiar el grabado de sus anillos de boda es la mejor opción. Incluso puede ser la más económica. Tengan la seguridad de que los joyeros son profesionales con experiencia, acostumbrados a este tipo de procedimientos, por lo que sus alianzas de matrimonio estarán en las mejores manos.

Si conservan la factura de compra, lo más seguro es que lleguen a un acuerdo con el joyero o incluso que la garantía les cubra el cambio. Si los adquirieron en otro lugar o son argollas heredadas, opten por acudir a un establecimiento que ya conozcan, por ejemplo, en donde adquirieron el anillo de compromiso de oro blanco o alguno del que tengan recomendaciones confiables.

¿Qué técnicas se pueden usar?

Karen Parroquin
Karen Parroquin

Es probable que algunas parejas opten por mantener la fecha original en sus argollas matrimoniales, a pesar de un cambio de fecha, sin embargo, hay muchas otras que preferirán cambiarla para no asociarla con la pandemia. Además, hay otras razones por las que las parejas pueden optar por grabar de nuevo sus alianzas de matrimonio: añadir alguna frase con significado especial, incluir el nombre o fecha de nacimiento de sus hijos o hasta grabar sus huellas dactilares. Cualquier opción que elijan es válida y una decisión solo de ustedes. Además, afortunadamente el grabado de los anillos de boda se puede cambiar fácilmente

Una de las técnicas más accesible en costo para modificar o borrar el grabado de un anillo es pulir los aros. Es decir, pasarles una lija especial que conforme a los movimientos repetidos hará que el relieve desaparezca o por lo menos disminuya considerablemente, aunque hay que tomar en cuenta que también el grosor se verá impactado. Prácticamente se puede hacer con cualquier material, es decir, no importa si es oro, plata u otro metal.

Otra opción que puede tener un costo más elevado, es rellenar la parte del grabado del anillo con el mismo material del que está hecho. Aunque seguramente en este caso el joyero les dirá si es posible de acuerdo a la profundidad del relieve, la forma y la composición de sus argollas de matrimonio. Comenten con él que han cambiado también la fecha de las invitaciones de boda originales, nadie mejor que su joyero para asegurarles qué tan viable es rellenar y volver a grabar sus anillos de boda.    

¿Cuánto tiempo tarda?

Papaya Estudio
Papaya Estudio

Es muy importante que cuando pregunten a su joyero sobre las diferentes posibilidades de borrar o modificar el grabado de su anillo, también despejen la duda sobre el tiempo que tardará en hacerlo. Por lo general, se estiman entre tres y cinco días hábiles para realizar los ajustes, sin embargo, todo depende de la disponibilidad que tenga, especialmente en tiempos de pandemia. 

Todos estos cambios y ajustes pueden llegar a generar cierto estrés, pero todo va a estar bien. Lo mejor es relajarse y enfocar su energía en buscar inspiración para los detalles que les faltan, como el tipo de flores que desean lucir en su ramo de novia, el sabor de sus pastel o los recuerdos para boda que obsequiarán a los seres queridos que los acompañen el gran día.