Aire Barcelona

Quien diga que las telas no tienen fans no conoce la variedad de exquisitos tejidos que pueden formar un vestido de novia. Desde el tul de los vestidos de novia sencillos más vaporosos hasta el brocado de los diseños más lujosos, los tejidos con los que se confeccionan estas piezas son ejemplos de delicadeza y armonía. El encaje, uno de los tejidos más clásicos y elegantes, puede ser el sello especial de un vestido de novia con manga o ser la base de todo el estilismo nupcial. ¿Conoces los principales tipos de encaje que encontrarás?

Encaje vs. bordado

A veces, para definir un concepto es necesario definir también lo que no es. Aunque sus acabados pueden asemejarse a simple vista, el encaje y el bordado son técnicas diferentes. Mientras que los encajes son piezas en las que el hilo se entreteje, se cruza o se anuda sobre sí mismo, en las prendas bordadas, el hilo se cose sobre una tela que sirve de soporte. Es decir, en los encajes, el hilo es la base, mientras que, en los bordados, el hilo es el adorno

Si eres amante de los vestidos de novia de encaje, seguramente habrás aprendido a diferenciar encajes y bordados. Es hora de pasar al siguiente nivel. 

Grace Loves Lace

Según su técnica de elaboración

El tejido decorativo del encaje se ha usado desde hace mucho tiempo en moda. Es imposible concebir el encaje sin verlo como un entramado de espacios abiertos y cerrados que replica motivos muy diferentes. Su creación es un arte bello y complejo que se comparte de generación en generación de artesanos y diseñadores. De acuerdo con su técnica de elaboración, estos son los principales tipos.

  1. Encaje de aguja: en papel (el cual se retirará después) se va tejiendo una malla de hilo. Sobre esa base se van tejiendo nuevas "sombras", rellenos y relieves. Todo se realiza a mano y con agujas o ganchos. La dificultad y el tiempo requerido se traducen en calados muy laboriosos y exclusivos.
  2. Encaje de bolillos: los extremos de los hilos que se van entretejiendo están enrollados en unas bobinas de peso ligero (bolillos), las cuales permiten un fácil manejo al momento de entretejer el encaje.
  3. Otras técnicas manuales: fuera de las categorías anteriores quedarían técnicas como el crochet (ganchillo), que es un encaje de punto, o el macramé, cuyo tejido se va armando mediante nudos.
  4. Encaje a máquina: este encaje mecanizado también se subdivide en otros tipos de encaje, según la técnica de la máquina que se emplee. Lo que permite este procedimiento más industrial es que los precios de los vestidos de novia sean más asequibles que los que tienen encajes manuales.

A su vez, cada técnica puede integrar diferentes estilos con denominación propia, de acuerdo con la región geográfica donde se hizo popular o se desarrolló cada uno. Por ejemplo, el encaje de aguja de Alençon o el encaje de bolillos de Chantilly, ambos originarios de Francia, son dos de los más reconocidos en moda. ¿Quieres conocer algunos de los más habituales en vestidos de novia?

1. Chantilly

Rosa Clará

El encaje de Chantilly es uno de los grandes favoritos para vestidos de novia. Este encaje tradicional se crea con la técnica de bolillos. Su red es fina, casi transparente y se elabora regularmente con hilo de seda o lino. Sus patrones describen motivos florales y diseños llenos de detalles. Su dibujo de puntilla suele usarse en escotes ilusión, en las capas exteriores de las faldas y es uno de los encajes más usados en velos y caudas.

2. Alençon

Este encaje francés con laboriosos diseños florales, ramas de pequeños puntos y formas geométricas es muy versátil. Puede tapizar vestidos completos o concentrarse en espaldas y escotes ilusión. Todo dependerá del presupuesto asignado para el vestido, ya que el encaje auténtico de Alençon puede necesitar hasta seis y siete horas de trabajo artesanal por centímetro cuadrado. Este encaje grueso se realiza con aguja, con una técnica única y reconocida por la UNESCO.

3. Guipur

Rosa Clará

Otro de los encajes preferidos en los vestidos de novia, también con técnica de bolillos. La rica textura del guipur es compacta y crea una fuerte estructura. Se usa mucho en vestidos de estilo boho, en crop tops y en mangas: entrena la vista porque lo verás en muchas de las colecciones de vestidos de novia 2019. La característica principal del guipur es que su entretejido es más o menos grueso, sus dibujos son grandes y tiene un relieve bien marcado.

4. Macramé

El macramé es una forma de tejido elaborado a mano. Enredando varios hilos se forman todo tipo de figuras, desde patrones florales hasta animales. En vestidos de novia, es común ver una red con rombos salteados con otras formas geométricas o curvas intrincadas. Es una técnica muy antigua que se ha retomado en los últimos años: en las imágenes de vestidos de novia lo verás en modelos boho, principalmente en la espalda o en prendas como chales.

5. Point d'esprit

Rosa Clará

Este tipo de encaje francés compone una malla simple con mosaico de hexágonos, cuyos hilos se unen en pequeños puntos. Su dibujo recuerda un poco al aspecto punteado del tul plumeti, aunque son tejidos muy distintos. Este efecto de patrón geométrico es pulcro, luminoso y muy contemporáneo, por lo que se ha vuelto uno de los favoritos de las firmas de vestidos de novia modernos para contrastar con fondos nude o en transparencias.

6. Valencienne

Este encaje también se teje con bolillos. La delicada confección del encaje valencienne replica hojas, flores, finas ramas e incluso estructuras arquitectónicas. La red que sirve de base para los motivos más ornamentales tiene forma de diminutos cuadrados. Gracias a su tejido compacto, parece casi una fina sombra blanquecina. Lo reconocerás en los vestidos con inspiración vintage y piezas románticas.

7. Honiton

Pronovias

También realizado en bolillos, este encaje, que toma el nombre de la ciudad inglesa de Honiton, se encuentra comúnmente en los cuerpos de los vestidos. En él se describen grandes ilustraciones florales y herbales, así como complicadas curvas. Sus formas se elaboran por separado y se unen al final a través de trenzas de finos hilos.

8. Blonda

También llamado “encaje español”, la blonda es un encaje de bolillos. Se teje con hilo de seda y suele adornar detallados puños en las mangas y, por supuesto, los velos de tipo mantilla. Flores, hojas y cenefas son su principal decorado.

9. Schiffli

Lillian West

Este encaje recibe el nombre de la máquina con la que se elaboraba en sus orígenes. Con un calado muy pequeño y bien definido, es liviano, pero firme. Lo característico del encaje Schiffli son los espacios circulares y ovalados que parecen perforaciones sobre tela. Puede tener formas geométricas, flores delgadas bien perfiladas e incluso patrones góticos. Lo verás en vestidos boho, como ornamento, o en vestidos rectos románticos.

¿Tienes un encaje favorito? Haz cita con profesionales de los tejidos en las tiendas para novias de tu estado que más te gusten ¡y prueba qué tipo de encaje te sienta mejor!

Envuelve con él el tallo de tu ramo de novia, crea un choker o intégralo en tu peinado para boda. El encaje es tan versátil que lo puedes integrar en cualquier parte de tu outfit e incluso en la decoración. Será un giro romántico en las invitaciones de boda elegantes y todo un hit para dar un toque vintage al arco de la ceremonia o la mesa de los novios. ¿Qué usos le darán?