Memory Keepers
Memory Keepers

Aunque en algunos estados de la República Mexicana los exámenes clínicos prenupciales ya no son un indispensable requisito para casarse, hay que darle a este tema la importancia que merece. Como uno más de los trámites, conviene no restarle prioridad ni a esto ni al certificado médico solo porque no parezca tan emocionante como la búsqueda de vestidos de novia o la elección del pastel de boda. Si ya avanzaste con la prueba de los vestidos de novia para boda civil, muy bien. Pero recuerda que la lista de tareas para organizar tu boda no acaba aquí.

De poco servirán las románticas frases que plasmen en las invitaciones para boda civil si los análisis clínicos no cumplen con las cláusulas o los presentan de forma extemporánea. Tampoco es tan complicado el asunto y, con el resumen que les preparamos, seguro llegan a tiempo. ¡Tomen nota!

Un requisito legal

Fann Reyes
Fann Reyes

Rompiendo la costumbre de cumplir como borregos sin consultar de primera mano la ley, revisemos qué dice el ordenamiento. De acuerdo con el artículo 156 del Código Civil Federal, las "enfermedades crónicas e incurables que sean, además, contagiosas o hereditarias" son uno de los impedimentos para contraer matrimonio. Asimismo, sobre el papel, las disfunciones incurables para la cópula también son consideradas impedimentos legales.

Por otro lado, el artículo 98 del mismo código exige un certificado suscrito por un médico titulado en el cual se asegure que los contrayentes no padecen sífilis, tuberculosis ni enfermedades crónicas incurables, ya sean contagiosas o hereditarias.

Tengan en cuenta que estas condiciones son consideradas impedimentos por la legislación federal y que el registro de matrimonios es, en primera instancia, una competencia local. Es decir, las leyes que se aplicarán para celebrar su matrimonio serán las del Código Civil del estado en que lo registren. Es oportuno aclarar que en muchos estados, incluso cuando el certificado médico es un requisito, su resultado no es vinculante, solo un mecanismo para que ambos contrayentes estén enterados de esa información sensible.

Certificado vs. exámenes

Wedding Memories
Wedding Memories

Con frecuencia se confunden los exámenes clínicos con el certificado médico o se asumen como uno mismo, pero ¿cuál es la diferencia? Los estudios solo son de carácter informativo y los realiza un laboratorio. En cambio, es el médico titulado el único que puede expedir dicho certificado. Por lo tanto, deberán hacerse las analíticas oportunas para que posteriormente el médico emita su valoración.

La finalidad de estos exámenes es valorar la salud de los contrayentes y detectar oportunamente enfermedades que puedan poner en riesgo su matrimonio. Mediante estas pruebas pueden detectarse incompatibilidades entre los RH de ambos miembros de la pareja, lo que, en el caso de tener hijos, podría ocasionar abortos o daños irreversibles al feto.

Los efectos de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) tampoco pueden echarse en saco roto y, pese a no estar expuestas en la ley, no deben descartarse las pruebas para detectar VIH, virus del papiloma humano (VPH), hepatitis, clamidia y micoplasmas, principalmente.

Cabe reiterar que los laboratorios no están facultados para emitir el certificado necesario por ley. Y también han de saber que algunos juzgados locales pueden delimitar los formatos de estos. Es decir, es probable que en algunas entidades federativas los envíen directamente a organismos gubernamentales a cargo de la Secretaría de Salud, por ejemplo, al centro de salud de su localidad.

¿Y en tu municipio?

Love&Coffee
Love&Coffee

Para cumplir con la normativa es crucial que sepan cuáles son los requisitos para casarse en la localidad donde ustedes vayan a dar el "sí, acepto". Es decir, no olviden preguntar en el Registro Civil:

  1. Qué documentos sanitarios son necesarios
  2. Si existe un formato específico para presentarlos
  3. Si el médico titulado debe ser el mismo que certifique la salud de ambos
  4. Si es el caso, qué tipo de estudios clínicos deben acreditar 
  5. En qué plazo deben entregar los documentos
  6. Cuál es la vigencia de estos, para saber en qué fechas tramitarlos
  7. Cuántas copias tendrán que presentar 

Asimismo, al momento de hacerse los exámenes, consulten también la documentación requerida y las condiciones en las que deberán presentarse: ayuno, muestras que deban preparar en casa, etc.

La salud no tiene precio

A estas alturas ya se habrán dado cuenta de que en una boda siempre aparecen gastitos. Cuantos más puedas prever, menos impacto tendrán en su presupuesto. Ya saben lo que significa adecuar al presupuesto los precios de los pasteles de boda y todos los gastos que implican los preparativos, pero en temas de salud no vale la pena escatimar.

El costo de los exámenes no se eleva estratosféricamente, pues el rango aproximado en el que oscilan es entre los 600 y los 1 mil 800 pesos. Como todo, el importe final depende del laboratorio, de las pruebas que se requieran y de los honorarios del doctor que los consulte y les expida el certificado prenupcial. El paquete básico suele constar de:

  1. Grupo sanguíneo y factor RH
  2. Radiografía de tórax: sirve para detectar insuficiencias cardíacas y respiratorias
  3. Reacciones seroluéticas: son muestras de sangre para detectar sífilis
  4. Biometría hemática: para descartar infecciones y algunos tipos de cáncer

Salvo disposiciones locales, a nivel federal solo las personas en situación de calle están exentas de pago para la obtención del certificado médico en los servicios públicos de salud.

De la misma manera en la que, a modo de checklist, vas palomeando desde los ramos de novia y cada uno de los detalles que vas resolviendo como los recuerdos para boda, consulta en el laboratorio de tu preferencia las condiciones para realizar los exámenes clínicos prenupciales. Por ejemplo, si necesitas fotografías y cuántas, identificaciones y tiempos de ayuno. Asimismo, asegúrate de que cumplan con todos los requisitos que imponga el juzgado. No dejes que, por agarrar una promoción, te falte algo. Los estudios suelen tener una vigencia de 15 días naturales. Por lo tanto, verifica muy bien la fecha en que te los entregarán para que llegues con cero contratiempos.