Rubén G Valverde Photography

Las tarjetas de agradecimiento son notas que los novios hacen llegar a sus invitados, durante o días después de la boda, agradeciéndoles, su presencia en la celebración y, en algunos casos, el regalo. El grado de personalización de los mensajes puede variar de acuerdo a las preferencias de los novios; pueden ser individuales o por familia según sea el caso. Si las palabras no fluyen, los libros, películas y canciones son excelentes fuentes de inspiración o, en su defecto, pueden plasmar textualmente algunas frases.

Lorrey Fotografía

De acuerdo a la tradición, se entregan en los días posteriores a la boda. Originalmente se enviaban por correo postal, actualmente esto podría ser complicado, sin embargo, contamos con herramientas tecnológicas que facilitan su distribución, por ejemplo: las redes sociales. Puedes hacer una tarjeta digital, editar algunas fotos de la celebración con los respectivos invitados e incluir un lindo mensaje para hacerlo de forma más personal.

Brian Ulloa Fotografía

Por la practicidad, cada vez es más frecuente que se entreguen el mismo día de la boda. Uno de los momentos ideales para hacerlo es durante la recepción, cuando los invitados lleguen y se les asigne su mesa. Puedes colocar las tarjetas en una mesa a la entrada del recinto, con los nombres de los familiares y amigos rotulados. Distribuye adornos como velas o flores para que a su vez funja como elemento decorativo.

Si están considerando un agradecimiento más general, se pueden elaborar letreros más grandes y acomodarlos en el respaldo de las sillas o los asientos para identificar los lugares; en los centros de mesa, la numerología o en el menú. Si son tarjetas pequeñas pueden situarse en las copas o vasos.

Pammy Prado Fotografía

En los recuerdos. Esta es una opción práctica y muy personal; ya que éstos se entregan a cada invitado. Las tarjetas pueden ser pequeñas y atarse con un cordoncito al regalo, hay diseños muy originales y que van acorde con cualquier estilo de evento. Grabar los mensajes directamente en los recuerdos, por ejemplo, botellas y que sean diferentes tanto para mujeres como hombres es un lindo detalle.

Ni durante, ni después de la boda… ¡Antes! Como dato curioso y por si no te has percatado de este detalle, en las invitaciones también se incluye el agradecimiento… claro, de manera anticipada. Así que no te preocupes si se te había pasado por completo esta parte, lo importante es la atención y “Gracias por acompañarnos”.