Ducrós
Ducrós

Oculta bajo la falda del vestido de novia se encuentra la liga, un complemento que para muchas novias es tan imprescindible como el velo que cubrirá su peinado recogido. Así como existen diferentes tipos de ramos de novia, las prometidas encontrarán ligas de distintas formas y colores, pero ¿saben cuál es su significado? ¡Aquí se lo contamos! Descubran todos los detalles sobre esta antigua tradición y hagan la mejor elección para su día B. 

Qué usos ha tenido la liga

Naybi JP Fotografía
Naybi JP Fotografía

La liga es un símbolo de feminidad, sensualidad y un poco de misterio. Aunque su origen es, sobre todo, funcional. Desde la Edad Media se han usado para sostener y estirar las medias, tarea que no era nada fácil antes de la invención de los tejidos elásticos. Asimismo, representaba la virginidad, virtud antiguamente imprescindible en una novia.

En la actualidad, es un accesorio lencero más bien ornamental que la novia puede utilizar incluso si no llevará medias. Ya que es un adorno cargado de sensualidad, se suele combinar con el resto de la lencería que se usará bajo el vestido de novia corte sirena y puede tener un diseño tan detallado o sencillo como la prometida desee.

Dado que ya no es una pieza funcional, sino estética, se lleva una sola liga, generalmente, en la pierna izquierda. Las más tradicionales se asegurarán de incorporar en esta prenda el "algo azul" mediante un listón o una piedra, pues se cree que ese color representa fidelidad, amor y pureza. También se cree que, al lanzar la liga en la celebración, las novias renuncian a la soltería.

¿En dónde nace la costumbre de lanzarla?

Carol Cavazos Fotografía
Carol Cavazos Fotografía

Los antecedentes de la tradición de lanzar la liga vienen del siglo XIV, en Francia. Según la creencia, tener un trozo del vestido de novia corte princesa de la recién casada era de buena suerte para los invitados, así que la perseguían para obtener un pedazo. ¿Se imaginan qué intensidad? ¡Pobre novia!

Posteriormente, la Iglesia católica intervino y censuró esta usanza. A partir de ese momento, las novias llevaban una liga, que se quitaban y arrojaban a los hombres que asistieran a su enlace. Con el tiempo, para restringir aún más a los invitados impetuosos, se empezó a acostumbrar que fuera el recién casado quien le quitara el precioso adorno a su esposa. 

Lanzarla, ¿sí o no?

Roberto Torres Fotógrafo
Roberto Torres Fotógrafo

Cada pareja es diferente, así que la decisión que ustedes tomen sobre quitar la liga a la novia será la más correcta. Existen muchas formas de aventar la liga: las novias pueden quitársela directamente, llevarla por separado, dejar que su esposo lo haga con sus propias manos (o dientes) o bien no hacerlo. Lo que sea más cómodo para ustedes y para el diseño de su vestido de novia moderno será perfecto.

Algunas prometidas optan por comprar dos ligas, una la lanzan a los invitados en la fiesta y otra la reservan para la noche de bodas y como un recuerdo especial de su día B. 

Durante la fiesta, la tradición consiste en que, tras el lanzamiento del ramo de novia natural, los hombres se reúnen en el centro de la pista para intentar atrapar (o esquivar, quienes sean solteros incorregibles) la liga que el novio arroje de espaldas.

Se dice que quien la consiga será el próximo en casarse. Otra forma de compartir la buena suerte es cortar la liga en trozos para que varios invitados puedan recibirla y les dé suerte o entregarla directamente a un invitado especial y muy querido para ustedes. 

La tradición de la liga en otros países

Carlos Vega
Carlos Vega

En algunas bodas de países europeos se acostumbra algo genial: ¡subastar la liga! ¿Cómo? Los invitados forman dos grupos, el de los hombres y el de las mujeres, que pujarán por la liga. Si las mujeres ofrecen la suma más alta, la novia la conservará en su pierna, pero si ganan los hombres, uno de los invitados pasa al frente y retira la liga de la pierna de la novia.

Además de ser un juego entretenido, se puede aprovechar el dinero recaudado para darse algún capricho la luna de miel o para comprar algún utensilio para su nuevo hogar, ¿qué les parece?

En otros lugares, acostumbran entregar miniligas a las invitadas solteras para que las usen en la muñeca. También, algunas novias acostumbran llevar varias ligas en la pierna y dejar que sean sus amigas solteras quienes las lancen. 

Interesante, ¿verdad? Ya sea que decidan lanzar la liga o prefieran entregar pequeñas reliquias como recuerdo de boda a sus amigos más queridos, la decisión que los haga sentirse más cómodos será perfecta. Al igual que no pidieron opinión sobre el sabor del pastel de fondant para boda, siéntanse libres de llevar a cabo esta tradición o de modificarla según sus preferencias. ¡Ustedes escriben su propia historia!