Hay historias que, a pesar de la distancia o el tiempo, se fortalecen. Hektor y Paloma, oficiales de la marina mercante de México, celebraron una hermosa boda que parecía sacada de un cuento. No pierdan detalle de la decoración y de sus estilismos nupciales en las imágenes que Daniel Medina Photography capturó de ese inolvidable día. ¡Les encantarán!

Positivo, alegre y muy disciplinado son algunos de los adjetivos con los que se puede describir la personalidad de Hektor y que capturaron la atención de Paloma, que es una mujer muy fuerte, dulce y soñadora. Se conocieron en la Escuela Náutica Mercante de México y, a pesar de ciertas dificultades como el tiempo y la distancia, lograron embarcarse en una bonita historia de amor. Ahora acaban de escribir una nueva página en su relación con una boda que celebraron a lo grande y rodeados de sus seres queridos en Tampico, Tamaulipas.  

Una deliciosa cena seguida de una clásica propuesta

Cuando estaban por cumplir ocho años de novios, Hektor decidió organizar una cena en un elegante restaurante. Disfrutaron una deliciosa langosta acompañada de vino blanco, entre otros platillos muy gustosos. Él llevaba el anillo de compromiso en la bolsa del pantalón, toda la noche estuvo muy nervioso y pendiente de que siguiera ahí porque temía extraviarlo.

Al terminar de cenar, ya que estaban relajados y hablaban de su relación, llegó el gran momento. Hektor sacó el anillo de compromiso del bolsillo de su pantalón (afortunadamente seguía ahí), se puso en la clásica posición con una rodilla apoyada en el suelo y le propuso matrimonio a Paloma.

Estilismos que parecían de película

Paloma sorprendió a todos con un voluminoso vestido de novia corte princesa. En el delicado cuerpo con escote ilusión se apreciaban detalles bordados y con encaje y aplicaciones de pedrería que se extendían hasta la imponente falda de tul. Eligió un vestido con volumen inspirándose en el de Giselle, la princesa de la película Encantada, de Disney, que le fascina.

Para los complementos optó por discretas joyas y un hermoso ramo de rosas blancas tipo bouquet. Un peinado recogido elegante con una vistosa tiara y un gran velo coronaban su look de película.  

Hektor no dudó en esperarla en el altar con el uniforme de gala de la Marina de México, que destaca por su elegancia y los detalles dorados. Justo al verse, al llegar Paloma a la ceremonia religiosa, sucedió uno de los momentos más emotivos de la noche. Cuando Hektor vio entrar a su prometida con su look de cuento de hadas, sintió cómo sus ojos se humedecieron de golpe, ya que no podía creer lo hermosa que se veía. Todos los invitados que se dieron cuenta quedaron muy conmovidos al ver que él no podía contener esas lágrimas de felicidad.

Una celebración de cuento

Hektor y Paloma querían una celebración nocturna de estilo romántico con toques vintage. Todo empezó con la ceremonia religiosa en la Catedral de Tampico. Al finalizar, se trasladaron al salón Central Andalina, un sitio ideal para sentirse como en un cuento. Todo esto fue posible gracias a Glam Events, su wedding planner.

Si algo destacó de la decoración fue el color blanco. Empezando por las flores de este tono, que resaltaban en los centros de mesa y en la mesa nupcial. Uno de los elementos de la decoración que más impresionó a todos los presentes fueron las cortinas de flores con luces que colgaban para enmarcar el lugar de los novios.

También la iluminación sorprendió en las alturas, donde diversas series de focos simulaban un techo estrellado y enormes candiles clásicos creaban un ambiente nocturno muy mágico.

La ambientación tampoco pasó inadvertida gracias a Consorcio Estilo Latino, cuyos músicos contagiaron a todos con su buen ritmo. Sin duda, se creó un ambiente muy ameno en el que los invitados no pudieron evitar contagiarse de la felicidad que los novios desbordaban. Su primer baile de casados, para el que eligieron la canción So close (también inspirada en la película Encantada), fue solo el punto de partida para una noche llena de amor, baile y diversión.

Antes de abrir pista, los invitados pudieron disfrutar de un menú de tres tiempos que les recomendó y preparó un chef italiano. De primero disfrutaron una crema de tomate rostizado, seguida de un saltimbocca de ave. Para finalizar, un tiramisú y manzanas rellenas de arándanos dieron el toque dulce.

Detalles encantadores

Hektor y Paloma sorprendieron con varios recuerdos de boda que hicieron mucha ilusión a sus invitados. Primero, un rosetón de cerámica para adornar la entrada de la casa, así como unas suculentas miniaturas en originales macetas con forma de palomas formando una pareja. Además, unas hermosas pulseras diseñadas con la temática de la boda.

No hubo tiempo de descanso, tan solo dos horas después de que finalizara la boda, Hektor y Paloma emprendieron su luna de miel a París. Habían prometido volver a la Ciudad de la Luz (y del amor) y no había mejor ocasión que el inicio de su vida de casados para continuar escribiendo su propio cuento de hadas. ¡Enhorabuena!