Aunque la historia de Chris y Vicky puede parecer la del típico noviazgo adolescente que terminó en el altar, esta pareja ha superado importantes retos que les han confirmado que juntos la vida es mejor. Conozcan su historia y los detalles de su celebración gracias al trabajo de Roc’n’Love, fotógrafo al que le confiaron su reportaje de boda.  

Se conocieron cuando estaban en la preparatoria porque el hermano de Chris en ese entonces era novio de la hermana menor de Vicky. Aunque ellos decidieron no continuar su relación son los responsables de que esta pareja se conociera y empezara a salir. El tiempo se encargó del resto.

Una revelación de la distancia

Cuando se graduaron de la preparatoria, Chris decidió alistarse en el ejército y tuvo que irse a Turquía. La distancia fue muy dura para ambos y se dieron cuenta de lo difícil que era estar tan lejos el uno del otro.

Justo cuando llevaban seis años de novios, Chris volvió de visita y decidió proponerle matrimonio a Vicky. Le dijo que no quería estar lejos de ella ni un solo segundo, ya que era lo más importante para él y que podían estar en cualquier parte del mundo porque siempre estarían en casa si se tenían el uno al otro. Por supuesto, Vicky no pudo resistirse y aceptó de inmediato.

Una ceremonia muy emotiva

La familia es lo más importante para Chris y Vicky. Son muy cercanos a sus padres y hermanos y consideran que es un vínculo que se debe cuidar siempre. Todos participaron activamente en los preparativos de la boda y el resultado fue una emotiva ceremonia.

La ayuda de Oh My Love en la planeación y organización fue muy importante para que todo saliera perfecto. Hubo muchos momentos especiales en la ceremonia. Primero, el tío de Chris es pastor y fue el encargado de oficiar el servicio. Les dijo las palabras más lindas sobre el matrimonio y la relación de pareja.

El padre de Vicky no pudo asistir a la boda por cuestiones laborales, sin embargo, estuvo presente en la ceremonia a través de una videollamada. Para ella era muy importante su presencia y se enteró en el último momento del contratiempo. Fue complicado asimilar que no la acompañara al altar, pero gracias a la tecnología pudo decirle lo orgulloso que estaba de la mujer en la que se había convertido y hasta quiso algún consejo para la nueva etapa en pareja que iba a iniciar.

Al finalizar la ceremonia, realizaron el ritual de la arena con el cual inmortalizaron el hermoso momento al unir sus vidas simbólicamente. En el ambiente solo se respiraba amor y emoción.

El outfit de los novios

La mamá de Vicky la ayudó en cada paso de la planeación de la boda y, por supuesto, la elección del vestido de novia fue uno de los momentos que más disfrutaron. Además de su madre, su hermana y las damas estuvieron presentes cuando Vicky sintió amor a primera vista al probarse su imponente vestido de novia corte sirena con cauda. No pudo evitar enamorarse de la silueta, los brillos y las aplicaciones que lo hacían simplemente perfecto.

En cuanto a su cabello, un peinado medio recogido con un brillante tocado la hacía lucir fresca y natural. Discretos complementos, un colorido ramo de novia tipo cascada en tonos azules y blancos, así como unos zapatos de red fueron suficientes para lucir perfecta en su camino al altar.

Por su parte, Chris lucía muy varonil en un traje clásico en tono azul marino y camisa blanca. El moño con su colorido estampado daba el toque divertido a su estilismo que completó con un boutonniere conformado por un alcatraz a juego con las flores del ramo de novia natural de Vicky.

Recepción en la playa

La recepción se llevó a cabo en Jardín Del Mar en Puerto Morelos, Quintana Roo. Un hermoso espacio en el que la playa es el elemento que más resalta de la decoración.  

Una boda elegante con toques náuticos fue la elegida por Chris y Vicky. El color azul brilló en la celebración, desde los vestidos de fiesta elegantes de las damas y los centros de mesa hasta detalles de la mantelería y el pastel de fondant de boda daban en conjunto el tono náutico que los novios querían. La mesa nupcial resaltaba desde cualquier perspectiva tanto por el hermoso arreglo floral que caía de lado a lado hasta por las velas y letras luminosas en las que se podía leer “Mr & Mrs”.

Un juego de telas blancas y series de focos coronaban la pista de baile en la que los novios y los invitados mostraron sus mejores pasos de baile. Un mariachi y una banda sinaloense fueron las grandes sorpresas de la noche con la que los novios querían disfrutar de las raíces mexicanas de sus familias. Un burro tequilero ambientó la fiesta y enamoró a todos los presentes.

Para descansar y disfrutar su unión, Chris y Vicky se fueron de luna de miel a un romántico crucero por el Caribe. Por el momento, se preparan para mudarse a Alemania, donde fue destinado Chris, para empezar a construir su feliz matrimonio sin sufrir nunca más por la distancia.