La imaginación no tiene límites y muchas parejas buscan cómo imprimir la creatividad que los caracteriza en cada uno de los detalles que componen su enlace matrimonial. En aspectos como la organización de la sorpresa para entregar el anillo de compromiso o el diseño de las invitaciones de boda se asoma la personalidad de los novios y sus prioridades. El concepto DIY ("hazlo tú mismo") puede ser una de las formas en la que los enamorados dejen un pedacito de su talento y también de los pensamientos de amor que querrán compartir con quienes los acompañen en este día tan especial. ¿Ya vieron estos conos para la ceremonia?

Cada vez más parejas buscan cómo hacer recuerdos para boda con sus propias manos o toman la iniciativa de armar su seating plan o diseñar sus ramos florales. ¡No se asusten! No es cuestión de medirse con los profesionales de los arreglos florales para boda en los que ya confiaron ni de reemplazar al repostero que los ayudará con la mesa de dulces para boda. Seguro les entregarán un trabajo insuperable.

Si están planteándose ponerle un toque handmade a la boda, pueden hacerlo con discretos detalles y, sobre todo, sencillos de hacer. Aunque hay manualidades para todos los niveles, procuren que la brecha entre expectativa y realidad no sea una preocupación. Unos conos que contengan el arroz, los pétalos o el confeti que sus invitados les arrojarán al salir de la ceremonia es una buena idea.

Materiales para los conos

Aunque pueden elaborar estos conos con materiales, texturas y adornos muy diferentes, aquí les dejamos la sugerencia para conseguir unos que sean sencillos y bonitos.

  1. Cartulina gruesa del color o colores de su elección. Dado que será la base, pueden reemplazarla por un material de similar rigidez y capacidad para ser manipulado. Por ejemplo, papel kraft, fieltro y hojas de maíz o de plátano secas.
  2. Listón, moño de encaje, celofán o tul
  3. Papel bond
  4. Lápiz
  5. Tijeras o cúter
  6. Pegamento blanco
  7. Regla

Paso a paso para elaborarlos

Como podrán comprobar a continuación, es muy sencillo hacer estos conos. Si se animan, incluso pueden hacer más para utilizarlos como envoltura de sus recuerdos de iglesia para boda. Según las dimensiones, rellénenlos de chocolates, galletas o dulces pequeños ¡y deleiten a sus seres queridos!

  • 1. Armen un molde con papel bond. Si los conos serán para arroz o confeti, necesitarán un cono más estrecho. En este caso, busquen que tenga forma de triángulo isósceles, es decir, con dos de sus tres lados que sean iguales entre sí. De medidas, les puede servir hacer un triángulo con un lado de 20 cm. y los otros dos de 15 cm. En cambio, si será para guardar pétalos, necesitarán que el cono sea un poco más amplio para que el contenido no vaya muy apretado ni se deforme. Les servirá un molde con forma de triángulo equilátero (tres lados iguales) de, aproximadamente, 20 o 25 cm. cada lateral.
  • 2. Cuando esté listo, trasladen este molde a la cartulina o al material que hayan seleccionado y recorten tantos ejemplares como conos vayan a necesitar. O unos cuantos más si son muy precavidos. Para aprovechar el material al máximo, traten de marcar estos moldes lo más pegados posible y utilicen el cúter para mayor precisión.
  • 3. Una vez estén cortados, marquen cuál es el centro exacto del lateral más largo del triángulo: ese será el vértice del cono que están a punto de armar. En torno a él deberán enrollar el triángulo sobre sí mismo. Observen que entre más sobreponen el papel, más se estrecha el cono y viceversa.
  • 4. Asegúrense de que el vértice queda bien cerrado para que no se escape el arroz ni el confeti y fijen las uniones con pegamento.
  • 5. Según esta propuesta de manualidad, los conos quedarán abiertos por arriba, pero pueden aprovechar que la forma del cono resulta algo asimétrica para improvisar una tapa. 
  • 6. ¡Los conos ya están listos para ser rellenados! ¿Los prepararán el día anterior de la boda o solicitarán ayuda a las damas de honor y best men para que los preparen esa misma mañana?

¿Más decorados?

Con un diseño sencillo como el que se plantea en este paso a paso sus conos ya lucirán lindos, pero es solo una de las opciones que pueden usar. Según el estilo y los colores que predominen en la celebración, pueden envolverlos con un listón de seda, de tul, yute o papel celofan.

También pueden dibujar en sus triángulos algunas figuras, como corazones o estrellas o escribir sus iniciales en la cara externa. Si los conos serán para guardar pétalos de flores grandes, sería posible perforar el papel con dos o tres pequeñas ventanitas. Obviamente, para una mejor manipulación, háganlo antes de unir los extremos.

No teman hacer lo que la mente les dicte, quizá el resultado sea original y divertido o sirva para otras funciones. Por ejemplo, ¿qué opinan de elaborar unos conos de tela para depositar lavanda u otras hierbas aromáticas y colgarlos con un listón del respaldo de las sillas de la ceremonia? Descubran en la fotogalería de este mismo artículo muchas opciones fáciles de reproducir y saquen su lado artístico.

Aprovechen para invitar a sus familiares y amigos a ayudarlos en esta actividad. Será divertido y, entre varios, completarán la tarea mucho más rápido. Si bien el diseño del vestido de novia es secreto, compartir con ellos estos momentos será un gran detalle y los pensamientos de amor cortos que surjan de aquí quedarán en la memoria para siempre. ¿Ya sabes cuál de tus amistades es la más creativa y pulcra para este tipo de trabajos?