“Las ideas originales, son muy caras”. Este es un pensamiento… ¡falso! Este DIY ("hazlo tú mismo", por sus siglas en inglés) para crear tus propios lanza confeti, te demostrará que no es necesario despilfarrar una fortuna para animar la salida de la ceremonia mientras luces tu flamante vestido de novia. Pero si en la iglesia o el Registro Civil no les permiten arrojar confeti, puedes emplearlos para que sus invitados los reciban al llegar al banquete de tu boda. O durante su primer baile de esposos, rodeados de unos maravillosos arreglos florales para boda. ¿Qué te parece si empezamos?

Si aún no sabes qué recuerdos de iglesia para boda repartir entre tus invitados, los lanza confeti pueden ser una excelente opción. Además de divertidos, son originales y pueden aprovecharse para amenizar varios momentos de la celebración. Por ejemplo, el lanzamiento del ramo de novia rojo o para abrir la pista de baile. A continuación, te pasamos la lista de ingredientes y una receta muy fácil de seguir para que prepares estos recuerdos para boda económicos. 

Los materiales que necesitarás 

Seguro que en tu casa tendrás disponible la mayoría de los materiales. Si no es el caso, tampoco te preocupes, porque no te será nada complicado conseguirlos en cualquier papelería o establecimiento de manualidades.

  • Tubo de cartón de papel higiénico o de toallas de papel
  • Papel corrugado
  • Hojas recicladas 
  • Globo
  • Cinta 
  • Lápiz adhesivo
  • Perforadora
  • Lápiz
  • Tijeras o cúter

Paso a paso

Para que no te pierdas una sola de las instrucciones que tienes abajo, te dejamos un video con el que podrás orientarte.

  1. Si vas a emplear tubos de papel higiénico, no es necesario que los cortes, porque el tamaño ya es ideal. En cambio, si optas por un rollo de toallas de papel, tendrás que cortar el tubo a la mitad. Así, por cada rollo obtendrás dos bases para estos recuerdos para boda sencillos. 
  1. Ya que tengas las bases de cartón, recorta el extremo del globo opuesto al tallo y haz un nudo en la boquilla. Introduce uno de los extremos del tubo de cartón por la parte del globo que cortaste y sujétalo bien con cinta adhesiva.
  1. Envuelve el cilindro de cartón con el papel corrugado y marca con un lápiz en el papel la línea por la que habrás de cortar después. Para ello, haz que los trazos rectangulares sigan la dirección de las hendiduras del papel corrugado. Si no, no podrás flexionarlo. Procura que sea lo más exacto posible para que no tengas que hacer muchos recortes y evites desperdiciar papel. Después, pasa el lápiz adhesivo por todo el lado posterior al corrugado y pégalo rodeando el rollo de cartón. ¿Todo bien hasta este punto? Muy bien, porque ya vamos con el confeti. 
  1. Siguiendo la tendencia ecofriendly, las hojas recicladas encajan de maravilla para este fin. Así que, es buen momento para dar jaque a esas pilas interminables de papel reciclado que se encuentran en la oficina o en casa y ¡a perforar hojas! Hay perforadoras que taladran diferentes siluetas. Las más comunes son las que brindan el acabado redondito que atribuimos de cajón al confeti. Si buscas un efecto más original puedes encontrar algunas que cortan el papel en forma de triangulos, de corazón, de estrella y hasta de flores. Si piensas amenizar más de una parte de la boda, puedes hacer las siluetas que más encajen para cada momento y reservar las formas que más te gusten para tu instante favorito.
  1. Por último, toma un puño pequeño de los papelitos que acabas de perforar y ¡prueba tu lanza confeti recién salidito del horno!

Tavo Cota Fotografía

Elige bien el momento en el que los repartirás, pues no querrás darle un baño de confeti a tu pastel de fondant para boda. Recuerda que también puedes complementar estos lanza confeti con otros detalles para la boda. Este es un bonito regalo que puedes compartir con las personas que te acompañen a la ceremonia y son sencillos de elaborar. ¿Cuántos puedes necesitar? No te asustes creyendo que deberás confeccionar decenas y decenas de estos. En algunos casos hay recuerdos para boda que no se reparten a todos los invitados, sino a unos cuantos. Sin embargo, más cañones disparando confeti llenarán más de vida el escenario, ¿no crees?