Estudio26
Tamales formato mini Por Estudio26
Jardín Arcadia
Antojitos en miniatura Por Jardín Arcadia
Gourmand Banquetes
Pequeños, pero sabrosos Por Gourmand Banquetes
Banquetes Diyón
Pequeños, pero sabrosos Por Banquetes Diyón
Banquetes El Chef Campestre
Cremas y crudités Por Banquetes El Chef Campestre
Banquetes Mayita
Una deliciosa crema de mariscos Por Banquetes Mayita
Mejores Banquetes
Atún... ¡fresquísimo! Por Mejores Banquetes
T&A Wedding Planning
¡Al rico ceviche! Por T&A Wedding Planning
El Buen Sazón
Ceviche en presentaciones múltiples Por El Buen Sazón
Chompis Banquetes
Camarón que se duerme... Por Chompis Banquetes
Sin Recetas
... se lo lleva la corriente Por Sin Recetas
Yazmín De La Mora
Minibrochetas tropicales Por Yazmín De La Mora
Mejores Banquetes
Los mariscos ofrecen gran versatilidad Por Mejores Banquetes
Lovart
Deliciosas botanas Por Lovart
Weddings JJ & BO
Tronquitos de sushi empanizado Por Weddings JJ & BO
Mugsa Eventos
Y sin empanizar Por Mugsa Eventos
Neupostal
Minihamburguesas maxisabrosas Por Neupostal
Banquetes Ispada
Minihamburguesas maxisabrosas Por Banquetes Ispada
Dreamlike Events
Bolitas de queso crema con nueces Por Dreamlike Events
Banquetes Escoffier
O queso con sésamo Por Banquetes Escoffier
Chompis Banquetes
Los canapés con volovanes son un clásico Por Chompis Banquetes
Grupo Gastronómico Picos
Envoltorios de hojaldre que esconden sorpresas Por Grupo Gastronómico Picos
Grupo Gastronómico Picos
Bocadillos gourmet Por Grupo Gastronómico Picos
Sin Recetas
Espárragos con tocino Por Sin Recetas
Catering By Chef Martínez
Botanas para una fresca bienvenida Por Catering By Chef Martínez
Catering By Chef Martínez
Botanas para una fresca bienvenida Por Catering By Chef Martínez
Piedra y Madera
La presentación más sencilla también cautiva Por Piedra y Madera
Sal & Pimienta Banquetes
¡Crocantes bocados! Por Sal & Pimienta Banquetes
Lovart
Trampantojos: postres que parecen huevos Por Lovart
Banquetes Diyón
¿Se puede repetir? Por Banquetes Diyón
Zamudio Photography
Minirrollos de canela Por Zamudio Photography
Snaps & Memories
¡No quedarán ni las blondas! Por Snaps & Memories
I'm Imer
Estas bases también se comen Por I'm Imer
Lovart
Lasaña muy cremosa Por Lovart
Angie Castro Fotografía
Tartaletas de merengue flambeado Por Angie Castro Fotografía
Saulo Novelo Photography
La fruta es el dulce más saludable Por Saulo Novelo Photography
icreato Foto y Video
Chocolate, cajeta y otras mezclas imposibles Por icreato Foto y Video
Daniel Miranda
Flan ¿y unas jericallas? Por Daniel Miranda
Wedding Day
Paletas que son lienzos Por Wedding Day
Sabino Farol
¡No podían faltar los recuerdos en miniatura para una boda en grande! Por Sabino Farol

Durante la planeación de la boda tienen que cuidar varios aspectos que en conjunto harán una velada inigualable, deben atender cada detalle del vestido de novia, la caligrafía de la invitaciones para boda hasta las flores que vestirán los centros de mesa para boda y ¡sí! la lista puede seguir. Así como están buscando la mejor decoración para el evento tendrán que añadir a esa lista una extensa dosis de platillos deliciosos y bien presentados para cautivar los paladares más exigentes.

Las tendencias están dado un giro completamente distinto a lo que tradicionalmente se hacía, varios elementos importantes se están modificando para cumplir cada expectativa de la pareja. En este caso, la tendencia de finger food está creando fascinación en las bodas, pues su pequeñez engrandece la vista, el olfato y el gusto de todos los presentes.

¡Descubran de que se trata esta tendencia! Y sobre todo conozcan de qué manera pueden incorporarla dentro de su boda.

¿Qué es finger food?

Esta nueva tendencia se basa en deleitar grandes platillos en pequeñas porciones ¡alto! No estamos hablando de los aperitivos que se ofrecen antes del banquete principal. El finger food es el arte de fusionar lo chic, lo práctico y gourmet.

Además de ser pequeñas porciones delicadas y divertidas son recetas tradicionales o actuales que se presentan como bocadillos vanguardistas que forman un menú con entradas, platos principales hasta postres. La idea del finger food es fácil, es tomar el mini bocado con los dedos y llevarlo a la boca para ser disfrutado y ser disparador de millones de sensaciones.

Jardines comestibles

Ciertamente hablamos de frutas y verduras que pueden ser presentadas de diferentes maneras desde deliciosas ensaladas acompañadas de aderezos hasta pequeñas macetas con zanahoria, lechugas y semillas, taquitos de jícama rellenos de verduras o brochetas.

En la misma sección puede colocar rebanadas de quesos, presentando diferentes tipos y a su vez añadir pequeñas rebanas de pan o crotones. Lo importante es fusionar los nutrientes de verduras y frutas con otros alimentos omitiendo la carne o embutidos ¡Una diferente forma de consentir!

Mundo marino ¿en miniatura?

¡Sí! así como lo han leído, los camarones, el pulpo, el calamar y el pescado pueden ser incorporados en cocteles, brochetas o ensaladas. Las pequeñas raciones serán un encanto, además la combinación de mariscos con otros alimentos como purés o aderezos crearán color y ricura en un solo bocado. Por otro lado, el sushi también puede formar parte del banquete, presentaciones saladas hasta dulces pueden crearse pequeñas porciones con diferentes ingredientes que conquisten tanto a grandes como a chicos.

No necesariamente la boda debe ser organizada a la orilla del mar y las damas tengan que portar vestidos de fiesta en la playa para que incorporen mariscos y sushi a la mesa de alimentos ¡Para nada! La elección de éstos dependerá de su gusto.

Cocteles y cremas en una sola cucharada

Aunque la presentación de las cremas y cocteles puede ser servida en los tan afamados vasos para el “caballito” también se pueden servir en pequeños tazones de procela blanca que visualmente serán muy atractivos y creativos, pues las cremas pueden ser de diferentes ingredientes para aportar color y los cocteles de frutas o verduras para dar textura apetitosa.

Inclusive se puede fusionar ambos conceptos, presentar la crema en combinación de bastones de verduras para crear aromas deliciosos. Lo importante es cuidar la decoración para que visualmente sean atractivos y al momento de ser disfrutados el sabor sea confirmado.

¡Antojitititos riquísimos!

En ocasiones los alimentos que son presentados están relacionados con la temática de la boda, ejemplo: las bodas clásicas optan por pasteles de boda elegantes, pero hay ciertas parejas que eligen por temática lo rústico y el pastel de fondant para boda es decorado con la historia de su relación, es ahí donde se hacen ciertas excepciones.

Durante el banquete pueden ofrecer diversidad de platillos como pequeños taquitos, sopes, tortas, cazuelitas con frijoles y queso o algún platillo típico de la cultura mexicana o cambiar este concepto y elegir hamburguesas, cortes de carne acompañados de queso o aceitunas, cazuelas o rollos de pizza, hot dogs, empanizados como aros de cebolla, dedos de queso, inclusive pasta como la lasaña.

Simpáticos y muy sabrosos

¿Y para el final? Lo más rico de lo rico. La mesa de dulces para boda puede ser un encanto total con la presencia de estos diminutos pero encantadores postrecitos.

Por un lado, las parejas de mini donas coloridas pueden ser el fondo que enaltezca la mesa, o bien, colocar bases de distintos pisos con mini cupcakes, rebanadas de pastelillos, panecillos de elote o zanahoria o macarrones, Igualmente los mini churros puede hacer presencia en bolsitas o en vasos de papel.

El budín, las natillas, flanes y gelatinas también forman parte del listado, al igual que las tartas, brochetas con frutas cubiertas de chocolate, brownies o paletas de algodón de azúcar. ¡Uff! la lista puede continuar, pero éstos necesitarán de su aprobación.

Pequeñas porciones, pequeñas degustaciones

¿Y es que cómo no dejarse hechizar por esas mini presentaciones? ¡Es inconcebible! Como notarán la variedad de platillos es extensa y pueden llevar acabo uno o varios de sus platillos favoritos al finger food. La idea es partir de platillos grande a emplatados pequeños que conserven los mismos sabores o sean mejorados.

La presentación es clave pero sus sabores, texturas, colores y sabores ¡sorprenderán a todos!

Desde texturas cremosas, crujientes, solidas o espumosas la variedad es interminable y su presencia se convierte en algo glorioso, pues se pueden incorporar diferentes estilos de comida como japonesa, española, italiana, mexicana, etc. Además la preparación de estos mini alimentos invierte menos tiempo de cocción lo que permitirá extender la lista del banquete.

Al igual que con el pastel de boda, es importante que busquen varios servicios de banquetes para probar los diversos platillos y puedan elegir el que más enamore su paladar, chequen la calidad de los productos, emplatado y creatividad. Dénle el protagonismo necesario al finger food, así como lo hicieron con la decoración del pastel de boda. Al terminar de leer nuestras sugerencias no dejen de compartirnos sus opiniones o cuéntenos cómo fue que decidieron incorporar esta tendencia fascinante.