Con el uso del cubrebocas, el look de las prometidas parece transformarse radicalmente: aunque siguen luciendo el característico vestido de novia y complementos diseñados especialmente para la ocasión, esta medida de protección sigue pareciendo un elemento extraño. Sin embargo, la mascarilla o careta se tendrá que utilizar por un tiempo y es crucial para procurar la salud de la novia y de sus invitados. Descubre estas ideas para conseguir un maquillaje de novia con cubrebocas perfecto para el día de tu boda y que lo único que resalte sea tu mirada de felicidad. 

1. Usa una base uniforme

Aunque la parte de tus ojos sea la única visible con la mascarilla, es importante que uses una base uniforme en todo tu rostro. De esta manera, tu piel lucirá radiante desde cualquier ángulo y te asegurarás de que toda tu cara, desde la nariz hasta la frente, tenga la misma tonalidad.

Procura usar polvos traslúcidos y spray fijador para que tu base no se pegue a la mascarilla ni se caiga fácilmente. Antes del banquete o de disfrutar el pastel de boda, retoca tu maquillaje. No olvides desinfectar tus manos antes de tocarte la cara.

2. Corrector e iluminador: los mejores aliados

Usar corrector en la zona de las ojeras te permitirá neutralizar las partes más oscuras, mientras que el iluminador le dará luz y vida a la piel. Aplica estratégicamente el iluminador: si lo aplicas sobre los pómulos y el arco de las cejas le darás un aspecto saludable a tu rostro. Busca tonalidades más claras que las de tu base para potenciar el efecto lumínico.

3. Agranda tus ojos

Uno de los primeros pasos para agrandar e intensificar el contorno de los ojos es aplicar una capa de sombra ahumada. Este efecto atraerá la atención directamente a la parte superior del rostro.

El siguiente paso es aplicar máscara de pestañas: una capa es suficiente para crear una imagen natural, y dos capas remarcarán las pestañas alargando su silueta. Antes de aplicar la mascara se puede usar un rizador o un pincel de abanico pequeño para maquillar las pestañas inferiores y no dejar grumos ni texturas. Siempre es mejor usar maquillaje a prueba de agua. Si quieres cuidar de tus pestañas y estimular los folículos, aplica un sérum o un aceite especial.

4. Elige un estilo

El clásico look de novia se caracteriza por dar una apariencia de naturalidad. Este es un aspecto que se puede cuidar, por ejemplo, usando un poco de rubor para iluminar los pómulos y aplicando un delineado tipo cat eye para reforzar el ángulo interno del ojo al mismo tiempo que se afila y prolonga la mirada.

Si lucirás un vestido de novia moderno y quieres un efecto vanguardista, puedes optar por un delineado griego, con pin up y una línea inferior que llegue a la mitad del párpado. También puedes concentrarte en la sombra o incluso en efectos más particulares, como pedrería para párpados: ya que tus ojos serán la única parte visible del maquillaje, tú decides qué estilo lucirás.

5. Define tu mirada

Prueba varios grosores y tipos de líneas con lápices y delineadores de gel. Hay herramientas muy avanzadas, como pinceles estilo pluma o delineadores tipo tinta que le darán mayor definición al delineado.

También puedes usar contouring para estilizar la forma de tu rostro y darle mayor dramatismo a tu mirada. Se pueden maquillar las dos líneas de agua o solo una: debes definir el efecto que busques y hacer varias pruebas para decidir. No dudes en ponerte en manos de un profesional que te ayude a elegir la mejor opción para ti y te ayude a sacar el mayor partido de tus facciones. 

6. Perfila tus cejas

Este aspecto es uno de los más importantes de tu maquillaje con mascarilla. No importa si quieres lucir unas cejas gruesas y tupidas o unas delgadas y angulosas, lo importante es que luzcan cuidadas y muy bien definidas. Por tanto, deberás empezar por depilarlas adecuadamente para enmarcarlas a la perfección.

El siguiente paso será peinarlas y usar un lápiz del mismo color que tus cejas para rellenar huecos. Puedes investigar sobre técnicas como el microblading o la micropigmentación para perfilar tus cejas, así como usar tratamientos naturales y sérums cosméticos para nutrirlas.

7. Juega con los colores

Hay muchas formas en las que podrás incorporar color a tu maquillaje. Para empezar, elige la paleta de tonos que quieras en tus sombras: puedes usar tonos ocres, dorados y marrones para dar calidez y seriedad al rostro. Pero, si buscas luz y un efecto vibrante y moderno, puedes usar tonos metalizados. Para un look sencillo pero romántico, nada mejor que los tonos de las novias tradicionales: dorado, rosa y plateado.

8. Sigue el estilo de la boda

Además de elegir colores y estilos de acuerdo a tu personalidad, puedes guiarte por el estilo de la boda para tu maquillaje: mientras que un efecto difuminado en tonos negros puede ser perfecto para un enlace nocturno, las bodas de día requieren tonos suaves y sonrosados. Las líneas más suaves y los maquillajes sencillos y sobrios se aprecian durante todo el día, pero lucen mejor en bodas matutinas y diurnas, mientras que los estilos experimentales y más sofisticados lucirán mejor de noche.

Para combinar con tu vestido de novia para boda civil en una celebración tipo coctel, un maquillaje relajado puede ser suficiente. Sin embargo, un estilo pulido y sin muchos detalles añadirá solemnidad a un look formal.

9. Protege tu visión

A pesar del esmero que amerita tu maquillaje, debes cuidar que tu vista quede libre para evitar accidentes. Por lo tanto, se recomienda evitar pestañas postizas extralargas que puedan sentirse grumosas.  Tanto si usas lentes como si eliges usar pupilentes en tu boda, debes tomar en cuenta que la mascarilla produce calor y humedad, por lo que deberás tener cerca un kit para limpiar tus anteojos.

Dreamhouse Estudio
Dreamhouse Estudio

10. Armoniza tu look

Aunque tu mirada será la protagonista de tu maquillaje, no debes perder de vista los demás elementos que compondrán tu look de novia. Coordina tu maquillaje tanto con el cubrebocas como con un peinado recogido. Puedes usar los mismos colores para uniformar toda tu apariencia o variar el brillo en cada parte del look. Toma en cuenta la altura de mascarilla al diseñar tu peinado, define cada sección de tu rostro o crea transiciones suaves, por ejemplo, dejando algunos mechones sueltos.

El maquillaje perfecto para ti lucirá incluso con el cubrebocas puesto. Recuerda que, así como hay vestidos de novia sencillos y modelos llenos de detalles, los cubrebocas para novia tienen todo tipo de diseños.