Axel Ruiz Fotógrafo

En plena entrega de las invitaciones para boda es posible que una de las preguntas que les harán sus seres queridos sea dónde irán de luna de miel. Si aún no lo deciden, busquen trípticos de viajes, documéntense y ¡a investigar! Ya llegará el momento de guardar el vestido de novia y el esmóquin y sacar la ropa cómoda. También para recoger los recuerdos para boda que les sobraron en el hueco que dejarán las maletas. La luna de miel se acerca y deben planearla con anticipación. Y si se plantear un viaje dentro de México, Michoacán es un destino fascinante.

1. Morelia, tesoro colonial

La capital de Michoacán, Morelia, es una ciudad vibrante y monumental cuyo Centro Histórico ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Es una ciudad con majestuosas construcciones coloniales, escenarios históricos, parques, calzadas, museos, gastronomía deliciosa, música y arte popular. Morelia es un destino increíble que toda pareja viajera, amante de la Historia y de la naturaleza debe vivir.

Conozcan la capital michoacana en un recorrido colonial, descubran el Centro Histórico, cuyo corazón es su catedral de estilo barroco. Construida entre 1660 y 1744, alberga una bellísima pila bautismal, la imagen del Señor de la Sacristía y el órgano monumental. Por nada se pierdan el espectáculo impresionante de pirotecnia, iluminación y música que embellece la majestuosa Catedral. El show, conocido como "Luces de Catedral", se lleva a cabo todos los sábados a las 8:45 de la noche y congrega cada fin de semana a miles de familias y turistas.

Lunik

Además de ser un escenario perfecto para tomar fotos y disfrutar en pareja como recién casados, las calles y plazas de Morelia son un sitio especial para realizar la entrega del anillo de compromiso y hasta para una sesión postboda, ¿no creen?

Paseen por sus calles conservadas con arquitectura colonial que los conectarán con las plazas y mercados, donde se les mostrarán sus rincones más coloridos. Continúen el paseo hacia el Palacio de Justicia, Plaza de Armas, el Mercado Independencia, la Casa Natal de Morelos, la Fuente de las Tarascas y el Acueducto.

2. El espectáculo migratorio de las mariposas monarca

La Reserva de la Biosfera, también perteneciente a la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, abre las puertas a las mariposas monarca, que migran entre noviembre y marzo. En este fenómeno natural, millones de mariposas recorren más de 8 mil kilómetros desde México hasta el sur de Canadá y el norte de Estados Unidos.

Las anaranjadas mariposas visitan varios santuarios michoacanos como el Rosario, Sierra Chincua y otros alrededores como Tlalpujahua, El Oro y Angangueo. Apreciando sus recorridos tendrán una mágica experiencia, rodeados de naturaleza, montañas, bosques con enormes árboles como pinos, cedros y oyameles. 

Recuerden que deben cuidar y respetar el santuario de las mariposas; contribuyan al cuidado de este primoroso insecto que embellece el estado. Sigan al pie de la letra todas las indicaciones y disfruten del entorno natural.

3. Noche de Muertos en Pátzcuaro

Ofrendas, luz, magia, color, comida típica: tradiciones mexicanas. El Día de Muertos y su particular Noche de Muertos se lleva a cabo en comunidades indígenas de grupos mestizos, campesinos y urbanos del estado de Michoacán. La festividad cobra especial fama en varios municipios del estado, sobre todo en Janitzio, Pátzcuaro.

La noche del 1 al 2 de noviembre las almas de familiares y amigos fallecidos regresan a casa para convivir con los vivos y disfrutar de los alimentos que se les ofrecen en altares. Tanto en Pátzcuaro como en sus alrededores, la noche se ilumina como si fuera de día, pues las veladoras y la luz de la luna se dan cita para acompañar a los vivos con música, comida y flores. Los panteones son decorados y la fiesta comienza, acogiendo a vivos y muertos. Así es como una de las festividades más importantes del país se lleva a cabo en el estado de Michoacán.

Por la mañana, podrán conocer exposiciones, mercados artesanales llenos de catrinas, ofrendas por doquier, música y mucha comida típica de la región. 

4. La gastronomía michoacana

La cocina michoacana sigue conservado la preparación de sus platillos regionales. Los ingredientes ofrecen y destacan sus mejores platillos, como el pescado blanco proveniente de Pátzcuaro, el pescado a la talla de la costa, los deliciosos dulces de Morelia...

¡Qué delicia! Los tacos de carnitas son tan populares que cualquier visitante debe probarlos. Carne de cerdo, cilantro, cebolla, salsa, unas gotitas de limón y ¡sabor infinito! La sopa tarasca es muy famosa: está elaborada con frijoles y caldo de pollo y se adorna con pequeños pedazos de tortilla frita, aguacate, chile pasilla, queso y crema.

¿Una botana para más tarde? Los charales son pequeños pescados que se fríen y se acompañan con sal y limón, un antojito clásico. En cuanto a bebidas, el rompope, el licor de membrillo y la charada, que es aguardiente de caña reposada; mezclada con jugo, refresco u otros licores, se considera una bebida típica del estado.

5. Todo un mundo marino

Aparte de ser un oasis para relajarse, en las playas de la costa michoacana hallarán multitud de actividades. Aquí las más destacadas:

  1. La Ticla.  Se trata de la segunda playa más conocida del estado y atrae a miles de surfistas, pues sus grandes olas y corrientes fuertes son perfectas para practicar este deporte. Cerca de la playa se encuentra el río Ostula, donde se puede visitar el mirador o liberar adrenalina practicando descenso o vuelos en parapente. Ahí encontrarán cabañas y áreas para acampar. 
  1. Colola. Además de ser una playa hermosa, es un parador ecoturístico con presencia de tortugas. Ahí llegan enormes especies como la laúd, negra y golfita. Si buscan distracción, por aquello del agotamiento de investigar cómo hacer recuerdos para boda y de la larga espera que tuvieron por encontrar el mejor repostero para su pastel de boda elegante, este extraordinario sitio es una increíble opción. Sobre todo, de octubre a marzo, ya que podrán ayudar como voluntarios para el cuidado de nidos de tortugas. 
  1. La Llorona. Una de las playas más preciosas y solitarias del país. Se llama así porque los locales cuentan que al pisarla, su arena "llora", debido a que sus componentes están comprimidos. Su hermoso ambiente y formaciones rocosas la hacen un sitio diferente y auténtico, donde se pueden apreciar diferentes especies de aves. 
  1. Palma Sola. Cabañas en las que encontrarán desde los servicios básicos hasta las mayores comodidades en una playa ubicada en una cima. Desde ahí podrán admirar parte de la costa. ¡Increíble para una foto y para presumir el anillo de compromiso Tiffany y las alianzas! Podrán disfrutar haciendo diferentes actividades como nadar en la bahía, pescar y pasear en lancha.

Como notarán, Michoacán es un estado prometedor de aventuras, bellos paisajes, historia, exquisitos platillos que en conjunto harán de su luna de miel un viaje íntimo y divertido. ¡Lo que siempre soñaron! Si ya disfrutaron al máximo de la celebración, el banquete, el pastel de boda y hasta la música que acompañó al lanzamiento del ramo de novia, llegó el momento de despedirse de la boda y saludar a la luna de miel.