PhotoFLEXAS
PhotoFLEXAS

El clima agradable, algunos festivales y que suele ser temporada baja en muchos destinos, sobre todo en el hemisferio norte, hacen del otoño los meses ideales para vacacionar. Si coincide con la fecha que indicaron en las invitaciones de boda, ¡perfecto! Están en el lugar indicado para saber cuáles son los destinos que despiertan más pensamientos de amor entre los enamorados y los más agradables para dejar atrás el estrés que les generó conseguir cada detalle como ustedes querían, como los centros de mesa para boda elaborados a mano. Dentro y fuera de México, hay ciudades y pueblos que aguardan para mostrar lo mejor de sí a los recién casados.   

Destinos nacionales

1. Tapalpa

El otoño siempre hace pensar en bosques y hojas caídas, por eso no es raro que Tapalpa, ubicado en Jalisco, sea de los destinos más concurridos en esta temporada. El solo hecho de caminar por sus empedradas calles y respirar el aroma a pino inspira a intercambiar pensamientos de amor cortos a la luz de la luna o de una fogata.

Además, uno de sus atractivos es el Valle de los Enigmas, en donde se encuentran las famosas “piedrotas” que algunos dicen que son meteoritos y otros aseguran que son piedras que se encontraban debajo de ríos muy antiguos.

Hagan la experiencia completa y hospédense en una de las tradicionales cabañas de madera, paseen a caballo y déjense consentir en los spas de la región. 

2. Pátzcuaro

Michoacán es uno de los estados más bellos del país y, definitivamente, una de las joyas más hermosas con las que cuenta es Pátzcuaro. Este Pueblo Mágico destaca por su arquitectura colonial, su aire misterioso y su extenso lago en el que los pescadores usan la hipnótica arte de pesca de las "alas de mariposa".

Si piensan programar una luna de miel en Michoacán durante el otoño, visitar Pátzcuaro durante el Día de Muertos será una experiencia inolvidable, especialmente, si van a la isla de Janitzio. Allí sus pobladores comparten con orgullo una parte de sus tradiciones ancestrales a los visitantes. En esta fecha, los habitantes dedican día y noche al montaje de sus altares y el ambiente se impregna de color naranja, negro y morado, de olor a cempasúchil y murmullos que piden por el descanso de sus muertos.

Aunque a algunas parejas les pueda parecer fúnebre para la luna de miel, la temática puede ser muy creativa y especial para una sesión fotográfica trash the dress. ¿Empacarías el vestido de novia corte sirena y te harías un maquillaje dramático? Quienes busquen un poco de paz, mejor esperen a que pase Día de Muertos, cuando la afluencia de turistas (y también los precios) va a la baja.

3. Tepoztlán

Las parejas con un estilo relajado, amantes de la aventura y de las leyendas, se sentirán atraídas por Tepoztlán. Este tesoro del estado de Morelos cautiva por su misticismo, paisajes naturales e historia. Será ideal si buscan un viaje para unos pocos días, pero también pueden disfrutarlo más tiempo si lo complementan con un hotel que les brinde spa o temazcal.

Además, los últimos meses del año son ideales para pasar ahí una luna de miel, porque los escenarios naturales tienen un verdor único gracias a las lluvias pasadas y su clima otoñal es muy agradable. Por eso no les dará demasiado frío tomar una nieve mientras recorren su mercado dominical o sus enigmáticas calles.

El Cerro del Tepozteco es uno de los atractivos que no pueden perderse. Ahí, en la cima de la montaña, se siente la magia de los ancestros mexicas. Aunque Pedro Infante ya decía que “de las lunas, la de octubre es más hermosa” y apreciarla desde esta altura será sublime, lo más recomendable es que suban temprano. Así aprovecharan mejor la jornada y evitarán las horas más soleadas mientras recorren la zona arqueológica.

4. Guadalajara

La Perla Tapatía es ideal para una luna de miel otoñal, sobre todo, ahora que su Centro Histórico se ha vuelto en gran parte peatonal. Caminar por el andador Alcalde es obligado, al igual que admirar su catedral, con sus imponentes torres neogóticas, o visitar el Instituto Cultural Cabañas, que guarda historia en sus muros y en la actualidad alberga bellas obras de arte.

Si quieren tradiciones, ¡que no falte el mariachi! Ni las tortas ahogadas o las deliciosas carnes en su jugo. Pasear en calandria también es clásico y romántico y permite conocer desde otra perspectiva el primer cuadro de la ciudad y un poquito más.

Quienes buscan alternar la parte tradicional con la moderna, el poniente y el sur de la zona metropolitana ofrecen todo un ambiente de antros, plazas comerciales y restaurantes con chefs reconocidos. Extiendan su luna de miel en Guadalajara hacia el oriente, donde aguardan Tlaquepaque y Tonalá, listos para mostrarles el lado más artesanal de Jalisco.

Destinos internacionales

5. Italia

Italia es uno de los destinos que está posicionado en la mente colectiva como uno de los más románticos de Europa y del mundo. No es mentira. Y si a esto se añade que durante el otoño una gran parte de los turistas se ha marchado y las filas a los museos ya no son tan largas, la idea de pasar empezar la luna de miel en Roma es igual a perfección.

Y como Roma no es la única ciudad italiana que no deben perderse en su aventura, hay otras que acaparan la atención por su patrimonio arquitectónico, sus paisajes naturales y su ambiente artístico, como Venecia, Pisa, Milán y Florencia.

Quienes amen la buena gastronomía deberán incluir en su recorrido una visita al sur del país. Si planean pasar unos días en Nápoles, tampoco pueden dejar de conocer las maravillosas playas de la Costa Amalfitana, un enclave muy exclusivo y lleno de lujo. 

Debido a la multitud de lugares y a la distancia con México, lo ideal será dedicarle a Italia de 15 a 20 días. Por supuesto, si tendrán menos tiempo, querrán conocer más países en su tour europeo o el precio del vestido de novia, entre otros detalles, desarmó un poco el presupuesto, también se puede adaptar.

6. Arizona

¿Quién no termina de enamorarse con el Gran Cañón de testigo? Tanto si concentrarán su viaje en este estado como si lo atravesarán como parte de su luna de miel por la Ruta 66, deben saber que Arizona cuenta con paisajes majestuosos e impresionantemente áridos que sorprenden a la vista hasta a los viajeros más experimentados. Por eso no es difícil imaginarse su territorio como escenario de fondo de alguna película del Viejo Oeste.

Las formaciones rocosas en tonos rojizos y sus acantilados harán que su mente se concentre en la belleza del momento y del paso que acaban de dar juntos. Son imperdibles el Sonora Desert y consentirse en alguno de los spas que ofrecen paquetes lunamieleros. Si gustas de expresar pensamientos de amor a tu novia y al mismo tiempo disfrutar de una buena copa de vino, aquí encontrarán una interesante ruta de viñedos. ¡Viaje completo!

7. Islandia

Hay fenómenos naturales tan hermosos que parece que solo pueden verse en la imaginación o en las películas, como es el caso de las auroras boreales. ¿Se imaginan vivir esta experiencia como parte de su luna de miel en Islandia?

El otoño y el principio del invierno son temporadas perfectas para hacerlo. No obstante, deberán ir preparados, porque de noviembre a febrero hay algo menos de cinco horas de luz solar al día, lo que incrementa la probabilidad de ver auroras boreales. Aunque avistar el fenómeno también depende de lo despejado que esté el cielo, así como de un poco de paciencia y suerte.

También quedarán encantados ante la belleza de la ruta del Círculo de Oro, nombre que recibe el circuito que recorre el Parque Nacional Thingevellir, las Cataratas Gullfoss y el Valle de Haukadalur. ¿Qué les parecería tomar un fascinante baño en alguno de sus balnearios geotérmicos? Solo sentirán el frío unos segunditos al entrar y salir.

Su capital, Reikiavík, es pequeña pero acogedora. Allí no pueden perderse el Museo Nacional y el Museo de Saga, donde descubrirán la historia vikinga de esta región.

Para quienes buscan el calor

8. Los Cabos

Cualquier época del año es buena para ir de luna de miel a Baja California Sur y visitar Los Cabos, pero en otoño es cuando los enamorados disfrutan de un ambiente más tranquilo, íntimo y privado debido a la reducción del volumen de turistas por la baja temporada. Además, en las últimas semanas del otoño y parte del invierno es posible hacer avistamientos de ballena gris, azul y jorobada, un espectáculo único para vivir en pareja en el Mar de Cortés.

Sus escenarios contrastantes causan fascinación al encontrar en una misma franja costa, desierto y acantilados. Algunos recién casados deciden contemplar las cristalinas aguas turquesas y blanca arena en rincones muy románticos, como Balandra, una playa de singular belleza que posee formaciones rocosas que la han puesto en el ojo de los visitantes nacionales y extranjeros.

Si están juntos, digan en voz alta el destino que más les atrajo. Si es el mismo, ¡no hay duda! Quizá alguno de estos lugares les guste más para una escapada de fin de semana previa a la boda. Si es así, también les servirá para relajarse mientras su wedding planner encuentra el pastel de boda que tanto quieren o hasta para buscar el recuerdo para boda más artesanal y exclusiva que consentirá a sus invitados. ¿Cuál les convenció?