Así como no todas las prometidas buscan el mismo estilo de vestido de novia, tampoco todas las parejas buscan paz y tranquilidad en su luna de miel. O sí, pero se enfocan más en un ambiente festivo, jubiloso y musical, porque para ellas, así fluyen más fácil los pensamientos de amor. Si este es su caso, ¡perfecto! Brasil es un destino que les encantará y en el que pasarán días inolvidables. Preparen ropa fresca para el día y sensuales vestidos de noche para bailar al ritmo de samba y mantengan sus ojos abiertos ante las maravillas que ofrece este país.

1. São Paulo

São Paulo es una ciudad contrastante. En su centro la vida es ajetreada, ya que el ritmo lo marcan los corporativos y los ejecutivos que andan con su traje a toda prisa. Pero aún así, hay rincones en los que se puede gozar de la calma, la música y muy buena comida.  

El barrio Vila Madalena es ejemplo de ello, ya que es una de las zonas más bohemias que pasó de ser hippie a moderna. Prepara un vestido de fiesta corto y tus mejores pasos de baile porque en sus bares y restaurantes sí que se vive la fiesta. Aprovechen para dar una caminata por los alrededores y aprecien el arte urbano que se muestra con orgullo.

La visita al barrio Liberdade es obligada. Si no han tenido la oportunidad de viajar a Japón, aquí pueden darse una idea de cómo es, ya que tiene la mayor comunidad japonesa fuera de su país de origen, por lo que comer y pasear por ahí es una experiencia única. 

2. Brasilia

Brasilia es la capital de Brasil y está considerada como Patrimonio Cultural de la Humanidad gracias a su impresionante conjunto arquitectónico y urbanístico a cielo abierto. Entre los puntos más interesantes a visitar, se encuentra la Catedral Metropolitana, obra de Oscar Niemeyer, en la que despertarán sus pensamientos de amor cortos y las ganas de decir "sí, acepto" de nuevo.

Un recorrido por el Parque Nacional Agua Mineral, les permitirá sentir una cercanía con la naturaleza al apreciar especies de flora y fauna endémicas, como osos hormigueros, carpinchos, lagartos, tucanes y una gran variedad de peces.

3. Río de Janeiro

Playa, baile y fútbol se combinan en Río de Janeiro para hacerla una de las ciudades más cotizadas por los turistas. Sus hermosas playas, los paisajes naturales que posee y la alegría contagiosa de su gente, hará que su luna de miel esté llena de energía y dinamismo, mucho más si llegan en marzo, mes en que se lleva a cabo el famoso Carnaval de Río de Janeiro. Así que empaca un vestido de noche corto porque la fiesta será en grande.

Sin embargo, dentro de la algarabía también hay cabida para un plan romántico. Poco íntimo y tranquilo, pero romántico. Un paseo en teleférico para llegar a la peña llamada Pan de Azúcar es uno de estos planes. Visitar el Barrio de Santa Teresa, admirar sus calles y arquitectura colonial es otro de ellos, así como admirar la belleza natural que contiene el Parque Nacional y Floresta da Tijuca, Corcovado y Cristo Redentor.

4. Salvador de Bahía

La diversidad cultural que posee esta ciudad la hacen especialmente atractiva para vivir una luna de miel llena de magia y sensualidad. La fiesta y la alegría no se alejan para nada de sus calles ni de sus habitantes, por el contrario, pareciera que nunca hay descanso y así lo contagian a los visitantes.

Sin embargo, dentro de ese júbilo permanente, también es posible tener encuentros románticos en total calma y con el mar como testigo. Sus playas son tranquilas, de buena temperatura y con un ambiente agradable.

No puede faltar un recorrido por las iglesias del barrio de Pelourinho y su centro histórico. Ahí podrán descubrir recintos arquitectónicos coloniales que dan cuenta del estilo barroco que predominó en la región con gran influencia portuguesa.

5. Recife

Conocida también como La Venecia brasileña, este nombre resume todo lo que se puede encontrar en la capital del estado de Parnambuco que provocará los más tiernos pensamientos de amor para tu esposo. Ríos, puentes y una notoria influencia portuguesa y holandesa componen una parte de lo que hoy es una combinación entre antigüedad y modernidad.

Galerías, museos y teatros componen la oferta cultural, ya que este lugar ha sido hogar de innumerables artistas de todas las disciplinas. También consideren pasear por la pequeña y pintoresca ciudad Olinda, que se encuentra a tan solo siete kilómetros de Recife.

6. Cataratas de Iguazú

Entre junio y septiembre es la mejor temporada para visitar las Cataratas del Iguazú que se encuentran dentro del Parque Nacional del mismo nombre. Sus impresionantes paisajes y todo lo que tiene que mostrar este lugar no se alcanzan a recorrer en un solo día, consideren dos para disfrutarlo al máximo.

El traslado en tren, paseos por los senderos, safari en 4x4 y paseos naúticos son algunas de las experiencias que cautivarán a los recién casados y, por supuesto, admirar la belleza de las cataratas. ¿Les gusta la idea?

7. Fernando de Noronha

Contrario a la gran parte del territorio brasileño, las islas de Fernando de Noronha conservan un ambiente tranquilo y exclusivo para quienes desean esa paz que buscan los enamorados. Son más de veintiséis islas las que conforman esta región, pero solo una es habitada y no puede haber más de 600 personas al mismo tiempo para la preservación del medio ambiente.

Bucear es una de las actividades más enriquecedoras para las parejas, ya que juntos descubren la vida marina y eso lo convierte en una experiencia mágica. Visitar las ruinas de antiguos fuertes y mansiones es otro de los atractivos.

8. Amazonas

Una luna de miel en el Amazonas no es para todas las parejas. Son las más arriesgadas, aventureras y audaces las que deciden pasar sus primeros días de casados con este paisaje de testigo. Si eligieron un vestido de novia corto o con un diseño alejado de los estándares, es una buena pista para seguir con el plan de venir aquí.

Uno de los accesos al Amazonas que pertenece a Brasil es Pantanal, uno de los humedales más grandes del mundo, si no el que más. Aquí hay más de 650 especies de aves, más de 150 mamíferos y más de 3 mil 500 plantas ¿Se imaginan lo que pueden descubrir juntos en un lugar así?

¿Verdad que se puede tener todo a la vez? Si han decidido que Brasil será su destino lunamielero, vayan pensando qué peinado recogido lucirán para un look de diez en las fotos del recuerdo. Agreguen algún ingrediente tropical a su pastel de boda o los postres del banquete para revelar su próximo destino. ¿Listos para disfrutar?