Una pareja romántica y divertida que confía en que con alegría y apoyo incondicional se puede lograr una unión sólida y duradera, así son David y Danya. Les compartimos cada detalle de su enlace, en el que el romanticismo se respiraba en todo el ambiente. Asómense a los momentos más emotivos y divertidos gracias a las imágenes que 2MN Fotografía inmortalizó del gran día.

Una coincidencia hizo que tuvieran su primer encuentro cuando David cursaba su último año en la universidad y Danya iniciaba el primero. El tiempo se encargó del resto para que esta joven pareja se enamorara y decidiera iniciar una hermosa historia de amor.

Una propuesta en un entorno muy familiar

Para celebrar el séptimo aniversario de novios, David y Danya habían decidido pasar un romántico fin de semana en San Miguel de Allende. Sin embargo, él tenía un plan entre manos en un destino muy diferente. Cuando estaban de camino, David le dijo a Danya que tenían que hacer una parada en el rancho que pertenece a su familia. A ella no le pareció extraño, pero al bajar del coche se percató de que algo extraño ocurría: una hermosa mesa adornada con flores y un mesero los esperaban.

Disfrutaron una deliciosa cena en la que hablaron de todo lo que habían compartido durante los siete años de su relación. De pronto, David sacó el anillo de compromiso y le pidió que compartieran el resto de sus vidas. La emoción no terminó ahí, pues se dirigieron a otra zona del rancho en donde los esperaban sus familiares para celebrar el compromiso en una reunión tipo coctel con música de piano de fondo.

La princesa llega al altar

Danya tenía muy claro que quería llegar al altar con un vestido de novia corte princesa en un entorno muy romántico. El vestido elegido fue uno con escote corazón, top con aplicaciones de encaje y una vaporosa falda de holanes asimétricos que terminaba en cauda capilla. No solo tenía ese aire romántico que ella deseaba, sino que además el peinado recogido y su hermosa tiara de pedrería la hacían lucir muy elegante.

Los complementos fueron muy discretos pero ideales para sus estilismos. Unos aretes largos con pedrería y un brazalete junto con un ramo de novia con flores de tonalidades violetas y rosas fueron perfectos para su look.

¿Y el novio? No se quedó atrás y esperó a la princesa enfundado en un elegante frac. Tanto él como sus best men eligieron modelos de Sartori con los que lucieron perfectos para la ocasión.

Romanticismo en cada momento y rincón

La novia pasó la noche en La Casa de la Marquesa, un espacio de arquitectura colonial en el que compartió con su hermana sus últimos momentos de soltería. El gran día, rodeada de las mujeres más importantes de su vida, se arregló en un ambiente que por sí solo ya era romántico.

El first look y la sesión de fotos también se realizaron en este enigmático lugar. Los arcos, patios interiores, balcones y majestuosos candiles fueron mágicos y, sin duda, de los momentos más íntimos y especiales para los novios.

Tras descubrir sus estilismos se dirigieron a la ceremonia religiosa en una iglesia local en la que el sacerdote, primo de David, les dedicó unas hermosas palabras. Uno de los momentos más graciosos ocurrió justo ahí, cuando el lazo se enredó y necesitaron la ayuda de varias personas para desenredarlo a media misa... Ni el oficiante pudo aguantar la risa.

David y Danya prepararon una recepción de cuento de hadas en la La Toscana, un increíble espacio con hermosas vistas en un entorno natural. Los hermosos arreglos florales de colores rosas y púrpuras vibrantes, la iluminación, en especial de las velas flotantes, y la ambientación en general crearon una atmósfera única. Su primer baile de esposos, el brindis y la partida del pastel de boda fueron toda una secuencia de momentos inolvidables.  

Detalles que hablan por sí solos

Cada una de las personas que estuvieron presentes en la boda tiene un lugar muy especial para esta pareja. Por esta razón, no perdieron la ocasión de consentirlos y llenarlos de detalles. Para empezar, los deleitaron con un delicioso menú que a nadie dejó indiferente. Consistía en un mousse de cangrejo de entrada, seguido de una crema de alcachofa y un corte de carne de res y, para poner el toque dulce, una gustosa tarta y un tradicional flan.

Toda la velada gozó de un ambiente espectacular y la música fue una de las razones. Su proveedor de música, Dj Deniss mantuvo la pista animada e incitó a los novios e invitados a presumir sus mejores pasos de baile. Para el cansancio tenían preparado otro detalle que encantó a los invitados: unas divertidas pantuflas con dibujos de los novios practicando sus pasatiempos favoritos, David jugando futbol y Danya bailando belly dance.

Después de una celebración tan divertida y con las emociones a flor de piel, nada mejor que unos días en la playa para descansar. David y Danya disfrutaron su luna de miel en la espectacular Riviera Maya, donde visitaron lugares emblemáticos como los cenotes y Xcaret. Esta romántica aventura apenas comienza. ¡Que dure por siempre!