Wedding Memories
Wedding Memories

A causa de la pandemia, muchas bodas han tenido que adaptarse a las nuevas medidas de seguridad implementadas para mitigar los riesgos de contraer la COVID-19. Las parejas no solo se han enfrentado a cambios de fecha, sino también a reducción de listas de invitados, modificación de la forma y dinámica de servir el banquete y hasta nuevos accesorios imprescindibles en el outfit de los asistentes, como el cubrebocas. A pesar de todas estas modificaciones, el amor sigue de pie y las parejas continúan ilusionadas de celebrar su boda atendiendo las medidas, como es el caso de Diego y Caro, quienes tenían todo listo para el 21 de marzo con un total de 170 invitados y optaron por celebrar una boda íntima de 30 personas cinco meses después. ¡No se pierdan su historia!

Diego y Caro son originarios de la Ciudad de México y se definen como una pareja que se complementa por sus diferencias. A los dos les encanta viajar, explorar lugares y conocer nuevas culturas. Como todas las parejas, algunas veces tienen algún problema, que siempre logran arreglar con empatía, comprensión y buena comunicación.  

¿Cómo se conocieron?

Wedding Memories
Wedding Memories

El deporte siempre está asociado al dinamismo, a la salud y la diversión, pero en esta ocasión también fue el responsable de una hermosa relación amorosa de más de once años. Diego y Caro se conocieron en la universidad, cuando un grupo de amigos que tenían en común los invitaron a formar parte de un equipo de tochito, una variación del fútbol americano que se juega sin impactos fuertes. En el torneo interno de la escuela fue en donde surgió una linda amistad, que en 2009 daría paso a un noviazgo y que ahora se ha convertido en un inspirador matrimonio.

Caro confiesa que desde que conoció a Diego comenzó a visualizar su boda con él, porque el amor que desde ese entonces se han demostrado predecía una historia estable y sólida. En 2017, seguros de que estarían juntos para toda la vida, decidieron unir esfuerzos y comprar una casa en la que empezaron a vivir en 2018. En ese momento les pareció mejor la idea de invertir en su patrimonio familiar y dejar la celebración nupcial para otra ocasión.

Sin embargo, un año después, Diego sorprendió a Caro con una propuesta matrimonial durante un viaje romántico a Tailandia. Por tanto, los planes de la boda comenzaron, aunque tuvieron un giro inesperado por la actual pandemia. 

La desilusión de posponer la boda

Desde que Diego le propuso matrimonio a Caro, los dos añoraban ese momento en el que se dirían “sí, acepto” frente a sus más de 150 familiares y amigos. Por esta razón, el inminente cambio de fecha fue una decisión difícil para ambos, sobre todo, porque faltaban solo unos cuantos días para su evento y tenían todo preparado, proveedores pagados y el vestido y traje listos para ese gran día. Sin embargo, en México todo se detuvo justo una semana antes. Algunos de sus invitados que asistirían desde otros países fueron los primeros en cancelar debido a las restricciones para viajar. 

Aunque ambos estaban muy preocupados y conscientes de que no podían poner en riesgo a sus seres queridos ni a ellos mismos, no pudieron evitar sentir dolor y cierta frustración de que la boda con la que soñaron no se llevaría a cabo en la fecha planeada. También la luna de miel se aplazó y hasta el momento no saben cuándo podrán hacer ese viaje tan esperado.

Después de la tormenta llega la calma

Wedding Memories
Wedding Memories

El amor todo lo puede, Diego y Caro no se dieron por vencidos. Cuidando y acatando las medidas establecidas para no correr riesgos de contagio, llevaron a cabo una celebración íntima el pasado 8 de agosto en la Hacienda San Martín, en Ocoyoacac, Estado de México.

Sin pensarlo, dos semanas antes eligieron la fecha de su boda y decidieron mantener el día por la ilusión de llegar al altar y que la abuelita de Caro pudiera estar presente, ya que por un diagnóstico médico se tendría que someter a un tratamiento en breve. De esta manera, organizaron una boda petit con un total de 30 personas, que Wedding Memories, su proveedor de fotografía, inmortalizó en imágenes. Aunque no era la celebración que tenían en mente, la disfrutaron al máximo. 

Una boda sin riesgo de contagios

Wedding Memories
Wedding Memories

Además de reducir el número de invitados, la pareja con la ayuda de los respectivos proveedores, siguieron las recomendaciones sanitarias para no poner en riesgo a ningún asistente. El uso de cubrebocas, mantener la sana distancia, tomar la temperatura, colocar mesas con un máximo de siete personas y distribuir gel antibacterial, fueron algunas de las medidas que no faltaron en su boda. Además, transmitieron la boda por Zoom para sentirse acompañados por el resto de los amigos y familiares que no estarían presentes. 

Una experiencia inspiradora

Wedding Memories
Wedding Memories

Diego y Caro saben muy bien lo que significa posponer una boda: "está bien sentirse tristes, al final es un sueño muy deseado que no se nos permitió vivir como a muchas otras personas y que no muchos entenderán". Sin embargo, su pequeña celebración fue perfecta porque "sentimos el amor que nos tenemos el uno al otro y el cariño que nos tienen nuestras personas más cercanas, a pesar de no haber hecho una celebración más grande y ostentosa", nos compartió la pareja. También fue un momento para agradecer por la presencia de sus seres queridos, por tenerse a ambos y a los que aman, así como recordar a los que ya no están, ya que la pandemia cobró la vida de un familiar de Diego.

Ellos están seguros de que las parejas que se encuentren en un caso similar, no tendrán la boda de sus sueños pero la que realicen será un evento memorable y que disfrutarán. Diego y Caro no quieren dejar de compartir un hecho tan importante con todos sus demás seres queridos, por lo que están organizando una celebración para el próximo año con la esperanza de que las cosas hayan mejorado. 

Bodas.com.mx una aliada

Diego y Caro utilizaron la app de Bodas.com.mx para buscar a sus proveedores de boda, desde la locación y mesa de regalos hasta los profesionales de fotografía y video. Las opiniones de otras parejas les fueron de mucha utilidad para tomar la decisión final, así como toda la inspiración que pudieron ver en los escaparates. Además,  destacan que al momento de posponer la boda, la plataforma fue de gran ayuda porque a través de la Comunidad de Bodas.com.mx pudieron intercambiar ideas y sentimientos con otras parejas que estaban pasando por lo mismo.

Mucho ánimo a todas las parejas que han experimentado una situación similar a causa de la pandemia. Deseamos que al igual que Diego y Caro pronto puedan celebrar su amor y compartir un momento tan especial con sus seres queridos. ¡Muchas felicidades!