Los ramos de novia con flores guindas, azules grisáceos, blancas y hojas de eucalipto combinan con la elegancia de los vestidos de novia con manga. Los chalecos, corbatas o moños con cuadros escoceses contrastan muy bien con el traje y la camisa del novio. O bien, esta estética puede delegarse a las damas de honor y best men para que sus vestidos de fiesta y trajes de dos o tres piezas aporten un toque navideño a la boda. Pero, ¿qué otros elementos se pueden usar para una celebración con temática navideña?

Como verán, la Navidad va más allá de muñecos y copos de nieve. De acuerdo a su personalidad y gustos, pueden encontrar diferentes detalles con los que despertarán las emociones navideñas de todos los invitados en su boda. Por ejemplo: ¿de qué color es la Navidad? ¿Qué aroma tiene? ¿A qué sabe? ¡Aquí les compartimos algunas ideas para una boda navideña muy especial!

Combinaciones clásicas y modernas

Los colores navideños son tan emblemáticos que por sí solos pueden ser el motivo para viajar a esta época del año tan especial. La paleta de la temática sienta bien a los estilos tanto clásicos como modernos y pueden ganar sofisticación con una dosis de brillo.

El rojo y verde forestal son el dúo por excelencia y los destellos dorados le aportan calidez. Los tonos granates, vinos y burdeos son variantes elegantes que también pueden incorporarse. La gama de azules intensos y contrastes plateados se ven más en los ambientes modernos.

Dependiendo de las tonalidades que se usen como base y de los matices brillantes, se pueden emplear el blanco, beige o gris para neutralizar. ¿Cuál es su combinación favorita?

Flores y plantas de temporada

Una de las más emblemáticas es la flor de pascua, también conocida como nochebuena o cuetlaxóchitl. El muérdago, eucalipto, olivo, narciso, las hojas de roble, la flor de algodón, campanilla de invierno, hiedra y nandina son otras especies con aroma navideño.

Algunas formas pueden quedar mejor en los arreglos de mesa para boda y otras en el look de los novios o de las damas de honor y best men. Por ejemplo, la echeveria es un tipo de suculenta de esta temporada, cuya particular forma de roseta da a los ramos de novia naturales un aspecto exótico.

Decoración cálida

Las guirnaldas luminosas son una bonita forma de recrear las series de foquitos con las que se ilumina el tradicional árbol navideño. Además, son una idea de decoración colgante muy acogedora que, dependiendo del espacio, puede hacerse con pequeñas luces led, focos tipo Edison o farolillos. Ya sean blancas o amarillas, es preferible que la iluminación sea monocromática para que no choque con el resto de colores. Las velas también combinan con la estética y aportan un aire romántico a la celebración.

Símbolos navideños

Las figuras como los copos o muñecos de nieve no están prohibidas, solo hay que tener cuidado de no recargar la decoración moderando su uso e intercalándolas con elementos más simbólicos. Por ejemplo, el diseño de las invitaciones de boda elegantes se puede inspirar en alguna figura floral de la temporada y perfilarse con dorado o plateado, de acuerdo a la paleta de colores que se elija. 

Si bien es cierto que hay brotes florales en esta temporada, la naturaleza muerta y la madera también evocan los paisajes navideños. Unos arbolitos confeccionados con ramas secas o rodajas de tronco pueden quedar bien como centros de mesa para boda sencillos y, para darle un toque más invernal, se pueden escarchar con nieve artificial o pintura. Si prefieren un toque más sutil, pueden acompañar los arreglos florales para boda con piñas secas.

El clásico abeto tampoco está vetado y puede servir para colocar los recuerdos para boda originales, en vez de una mesa. Retomando la tradición de los mensajes en el árbol de Navidad, puede funcionar como un libro de firmas creativo para que los invitados cuelguen sus buenos deseos.

El sabor de la Navidad

No necesariamente todo el menú tiene que ser navideño. Con que incluyan algunos de los sabores más entrañables, es posible deleitar el paladar de los invitados y dar inicio oficial a la época. Por ejemplo, unas empanadas de romeritos o unos canapés rellenos de bacalao pueden ser perfectos aperitivos navideños. 

Los sabores dulces tampoco pueden faltar. Pueden incluir en la mesa de dulces para boda unas bolsas de celofán con galletas de jengibre o unos tarros de cristal con chocolates y algunos dulces típicos de los aguinaldos navideños. ¡A sus invitados les encantarán!

Como pueden ver es posible agregar un toque navideño a todos los elementos de su enlace nupcial. El pastel de boda puede ir escarchado o cubierto de fondant blanco y la recepción puede envolver con colores, aromas de las flores para boda y detalles sencillos, la emotividad y magia de esta época. ¿Listos para celebrar una boda navideña?