El 14 de febrero ya está aquí. ¿Tendrán una cita muy producida con vestido de noche incluido o son más de un plan romántico en casa? Hay quien elige el Día de los Enamorados para enmarcar su propuesta de matrimonio con anillo de compromiso y todo y quien pone todos sus esfuerzos en escribir una sincera carta de apasionadas palabras y pensamientos de amor. Para los amantes de estar enamorados y de consentir al corazón por el estómago, les traemos la receta de un postre gourmet cuyo ingrediente estrella es el amor.

En la previa al Día del Amor y la Amistad, en México se disparan las búsquedas de restaurantes y hoteles para cenas románticas, las sugerencias de regalo y las recetas culinarias. Además de las ideas que les vamos proporcionando en Bodas.com.mx, ¿quieren un postre creativo para esta fecha tan especial? No se pierdan este tutorial paso a paso para festejar el amor con un delicioso bizcocho de té matcha a la espuma de champaña sobre lecho de sopa de fresas.

Ingredientes

No se angustien si el nombre del postre les suena demasiado sofisticado; prepararlo es más fácil de lo que parece. Seguro que tardaron mucho más en decidirse por un diseño de invitaciones para boda civil. Revisen su despensa si tienen estos ingredientes y si no, habrá que ir al mandado.

  1. 5 gramos de té matcha
  2. Medio litro de champaña
  3. 300 gramos de fresas
  4. 100 ml. de agua
  5. 80 gramos de azúcar
  6. 150 gramos de clara de huevo
  7. 10 gramos de harina
  8. 30 gramos de harina de almendra
  9. 5 gramos de gelatina vegetal
  10. 35 gramos de proespuma
  11. Pétalos y frutas del bosque al gusto para presentación: moras, zarzamoras, frambuesas, arándanos o tomatillo dulce
  12. Especias: anís estrellado, cardamomo, pimienta rosa y una rama de canela

Paso a paso… y en video

Una vez tengan listos todos los alimentos y condimentos, es momento de lavarse las manos ¡y empezar a cocinar en pareja! Seguro la pasarán muy bien preparando el postre juntos. Para que les sea más fácil seguir el paso a paso, revisen este video.

El postre consta de tres partes: el bizcocho, la sopa de fresas y la decoración.

  • 1. La sopa de fresas

Viertan el agua en una olla con el anís estrellado, el cardamomo, la pimienta rosa, la rama de canela y 25 gramos de azúcar. Cuézanlo para que se mezclen los sabores y después dejen reposar la mezcla por 10 minutos. Cuelen el agua y pónganla de nuevo en la estufa. Tendrán que agregarle las fresas ya lavadas y cortadas y dejarlo en cocción por 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, retírenlo y tritúrenlo en la batidora para que tome una consistencia algo más líquida que un puré. De nuevo, se cuela y se refrigera por dos horas.

  • 2. El bizcocho de té matcha

Para preparar el bizcocho de té matcha, necesitarán batir la clara de huevo, las harinas, el té matcha y 35 gramos de azúcar. Después, dejen enfriar la mezcla, también por dos horas, en un sifón de cocina con dos cargas de gas. Pasado ese tiempo, se coloca la crema en un vaso de cartón en cuya base se habrá hecho un corte (esto para que, acto seguido, se caliente de manera homogénea). Introduzcan el vaso en el microondas a máxima potencia por una duración de entre 40 segundos y un minuto. Se deja enfriar la masa y se le quita el vaso que hacía de molde. ¿Vieron que quedó esponjoso? Por el momento, háganlo a un lado; después lo usarán.

Es momento de preparar la espuma de champaña. Para ello, viertan el medio litro de este espumoso en una olla y caliéntenlo hasta que hierva. Una vez haya alcanzado el punto de ebullición, añadan la gelatina vegetal (o agar-agar), la proespuma y 20 gramos de azúcar. Se cuecen juntos todos los ingredientes a fuego más lento, se cuela el líquido resultante y se deposita en un sifón con dos cargas de gas. Pónganlo a reposar también dos horas en el refri.

Si se les complica la parte de la espuma de champaña, esta parte podría ser reemplazada por nieve o helado del sabor que más les guste.

  • 3. La decoración

Hay que emplatar el postre. En el centro irá el bizcocho de té matcha, alrededor del cual podrán colocar unas fresas troceadas y las frutas del bosque que hayan seleccionado para la ocasión. Bañen la base del plato con la sopa de fresas y coronen el bizcocho con la espuma de champaña o el helado. ¿Qué les parece ornamentar con alguna flor comestible o clavar encima algunos pétalos de las flores para boda que escogieron para decorar su enlace? 

Un postre de lujo con una presentación tan glamurosa como la que querrán para su pastel de boda, ¿cierto? Y aunque tal vez la receta sea demasiado sofisticada para la mesa de dulces para boda, si aún están en revisión de menús, puede que esta idea les inspire algún platillo para el postre del banquete. Ahora, disfruten del postre ¡y Feliz Día de los Enamorados!