En fiestas y reuniones, no pueden faltar las tablas de quesos para degustar como botana o para acompañar un buen vino con una plática en una reunión de amigos. Por ello, además de estar al tanto de tendencias de invitaciones de boda y de seleccionar las más ricas golosinas para la mesa de dulces para boda, una opción más es brindar una mesa de quesos a los invitados. Además de deleitarse con la diversidad de sabores tendrán la proteína necesaria para bailar con sus vistosos trajes y vestidos de fiesta.

Tipos de quesos hay muchos, las formas de presentarlos son infinitas y la manera de hacerlos aterrizar en una recepción de boda pueden ser de lo más variopintas. ¿Necesitan ideas? ¡Aquí les van unas cuantas!

El momento ideal

Hay distintos momentos para presentar un buffet de quesos. Este tipo de servicio es ideal durante la recepción, de manera que en la bienvenida, sus invitados puedan disfrutar de este cremoso aperitivo acompañado de un fresco coctel. Podrán comer sus quesos preferidos mientras esperan la llegada de los ahora esposos para felicitarlos y brindar con ustedes.

Además, será un sofisticado entremés para esperar el banquete mientras estampan sus dedicatorias en el libro de firmas o se toman las fotos de rigor con sus vestidos elegantes para fiesta.

Por otro lado, si después del banquete todavía faltan muchas horas de baile, pueden montar el buffet más tarde. Esta estación de comida servirá para que los invitados recarguen energía y tengan disponible algo salado para picar (no todo es el candy bar). Será un detalle que todos apreciarán.

Preséntenlo de diferentes formas

Para que sea propiamente un buffet, pueden montar una mesa con variedades de quesos y sus acompañamientos. Surtan el rincón con platos y tenedores para que cada uno tome lo necesario mientras revisan qué mesa les fue asignada en el seating plan o los llevan a su lugar si es que dispondrán de mesas en el coctel de bienvenida.

Otra opción es poner una charola integrada en los arreglos de mesa para boda, de manera que cada centro de mesa incluya raciones con distintos tipos de quesos y galletas para que cada uno se sirva. Para evitar el uso de vajilla extra y cubiertos, las brochetas serán muy prácticas para comer de pie o sentados, teniendo así combinaciones de quesos y frutos.

Para un toque rústico, decoren la mesa con canastas y panes artesanales, algunas varas de trigo, flores y letreros que indiquen qué tipo de quesos están disponibles.

Quesos de muchos sabores

Una de las bondades de este tipo de buffet es que podrán colocar quesos para cada gusto, ya que existen muchas variedades y sabores. Opten por una amplia gama, desde quesos frescos como el panela y el feta a untables, como el queso crema aderezado con mermeladas o chiles para darles un toque distinto. No olviden los quesos enchilados o clásicos como el manchego, gouda y mozzarella ni sabores fuertes como el del queso azul, de cabra, parmesano, brie, roquefort, gorgonzola y gruyere.

Incluso existe el llamado “queso vegano” elaborado básicamente a partir de tofu. En cuanto empiecen su investigación de gourmet, se darán cuenta de que existen tantos como estilos de vestidos de noche 2018.

Maridaje profesional

Para maridar los quesos, ofrezcan vino tinto y tengan disponible en la mesa distintos complementos como galletas, pan, tapas y pan pita; frutas como las uvas, manzanas, higos y también ates, frutos secos y mermeladas. Cualquiera de estas opciones hará un conjunto perfecto para resaltar los sabores. También hay quienes gustan acompañarlos de carnes frías. En cualquier caso, no descuiden etiquetarlo todo a la perfección para evitar que alguno de sus invitados alérgicos o intolerantes a algún alimento se vean afectados.

Apóyense en el servicio para que asistan a sus invitados cuando la mesa esté preparada y den algunas recomendaciones para combinar ingredientes y que la experiencia para el paladar sea completa.

Tomen nota

Es importante considerar el tipo de boda que tendrán. Es decir, si es en jardín durante el día deberán montar la mesa a la sombra y siempre procurar un ambiente fresco. Pueden incluir hielo como decoración o en un doble fondo, bajo los platos, pues ayudará a mantener mejor los quesos.

En el caso de un salón cerrado, el aire acondicionado ayudará a mantener la temperatura. Asegúrense de que su proveedor de banquete asigna a una persona del servicio la responsabilidad de cerciorarse en todo momento de que todo está bien.

Aunque con unos recuerdos para boda útiles conseguirán instalarse en la memoria de sus invitados por mucho más tiempo, un original y completo buffet de quesos siempre es un acierto. Los asistentes lo valorarán mucho y será una deliciosa experiencia. Incluso quienes creyeron que el plato más vistoso del menú llegaría con el pastel de boda tendrán que retractarse y rendirse ante el suave encanto de los quesos.