Arnulfo Ignacio Fotografía

Puerto Vallarta se ha convertido en una leyenda internacional, el escenario perfecto para vivir una aventura llena de romance y pasión. En sus calles se lucen como nunca vestidos de fiesta. Sus playas inspiran suspiros y pensamientos de amor y en sus noches llenas de vida se ha realizado más de una entrega de anillo de compromiso. ¿Necesitan más para convencerse? Estos son los 10 momentos que nunca olvidarán si viajan a Puerto Vallarta.

1. La primera vez que vean sus playas

Filomena Wedding Studio

Las playas de Puerto Vallarta son famosas por inspirar el romance. Sus aguas brillantes y su arena suave son perfectas para relajarse en pareja. La Playa de las Ánimas tiene un oleaje tranquilo y un ambiente familiar. La Playa de los Muertos es famosa por su malecón, sus exquisitos restaurantes y su ambiente festivo. Desde la Playa de las Gemelas podrán admirar la vegetación de Puerto Vallarta y en la Playa de las Caletas disfrutarán de actividades emocionantes y divertidas. Estas son solo algunas opciones ideales para un primer chapuzón lunamielero. Siempre recordarán este vistazo con una gran sonrisa.

2. Un romance de película en Mismaloya

Mismaloya es un clásico imperdible en un viaje de bodas inolvidable. Mismaloya es el origen de la fama de Puerto Vallarta a nivel internacional. Fue el escenario de la película La noche de la iguana, con Richard Burton y Ava Gardner. También fue el paraíso donde el mismo Burton y Elizabeth Taylor vivieron un tórrido romance.

Rodeada por la selva, el mar y el río, esta pequeña playa tiene aguas cálidas y tranquilas, además de tiendas de artesanía y joyería. También es uno de los destinos favoritos para bucear. Cerca de Mismaloya hay muchas atracciones, como el Zoológico de Vallarta y el Parque Ecoturístico El Edén de Vallarta.

3. Avistamiento de ballenas y liberación de tortugas

Si son amantes de la naturaleza, Puerto Vallarta les mostrará la magia de las profundidades. Entre diciembre y marzo, las ballenas jorobadas pasan por las playas de la Bahía de Banderas. Hay paseos en lancha con especialistas en los comportamientos de estos mamíferos para tomar fotos únicas y conocer más sobre su naturaleza.

Si realizan su viaje entre julio y diciembre, llegarán a tiempo para la liberación de tortugas. Especies como las golfinas, prietas, laúd y carey desovan a sus crías en las playas de Vallarta, que caminan hacia el mar.  Además de apreciar este magnífico acontecimiento, hay campamentos para convivir con las tortugas, conferencias de expertos en la preservación biológica y recorridos nocturnos.

Además, en Puerto Vallarta hay actividades como el nado con delfines y paseos a caballo durante todo el año. La fauna natural de su entorno silvestre incluye especies como mantarrayas, armadillos, iguanas, coatíes y guacamayas. Si quieren observar mejor estas especies, no se pueden perder un paseo al zoológico.

4. Un beso en la Playa del Amor

Las Islas Marietas se han vuelto uno de los destinos clásicos de Puerto Vallarta. Este pequeño archipiélago fue fervientemente protegido por el famoso explorador francés Jacques-Yves Cousteau, pues es un paraíso natural, actualmente conservado como reserva ecológica. La Playa del Amor o Playa Escondida se encuentra en el interior de un cráter natural, a través del cual pueden apreciarse el cielo azul y la vegetación, mientras se disfruta del agua cristalina.

5. Una caminata por el Malecón de Puerto Vallarta

El mejor cierre para un día de luna de miel en Puerto Vallarta es una caminata al atardecer por su famoso Malecón, uno de los mejores lugares para lucir un vestido para fiesta en la playa. El Anfiteatro de Los Arcos, que está en el extremo sur del Malecón, puede ser su punto de partida o el destino final del paseo.

A lo largo del Malecón encontrarán restaurantes, galerías de arte, tiendas de artesanías, puestos de tatuajes temporales y caricaturistas que les sacarán su retrato más divertido para su nuevo hogar. Los fines de semana puede disfrutarse música viva y espectáculos como mimos, voladores de Papantla, bailarines y obras de teatro al aire libre.

Las esculturas del Malecón son muy famosas. Clásicas como el Caballo de Mar o misteriosas como las esculturas surrealistas, todas se imponen ante la vista de los paseantes. 

Crearts Photography

6. Un recorrido bohemio por la Isla del Cuale

Desde la Sierra Madre nace el Río Cuale, que desemboca en la Bahía de Banderas y divide a la ciudad en dos. En medio del Río está la Isla del Cuale, un oasis que nació naturalmente apenas el siglo pasado. Unida a Puerto Vallarta por medio de puentes, esta isla tiene un ambiente bohemio y es asiduamente frecuentada por intelectuales y artistas. Rodeada por montañas, ofrece una amplia variedad de artesanías y recuerditos y cuenta con museos y un importante centro cultural.

7. El tiempo se detiene en el Viejo Vallarta

Tranquilidad, intimidad, arte y folclor son los sellos de esta zona, considerada por lugareños y lunamieleros como la más romántica de Puerto Vallarta. El centro de Puerto Vallarta ofrece una vista de las tradiciones y la historia local, la gastronomía y los paisajes más típicos de uno de los destinos más modernos del país. Esta mezcla hace que el tiempo se detenga mientras los enamorados pasean a la sombra de los árboles o buscan souvenirs que bien podrían haber sido recuerdos para boda útiles en su fiesta de matrimonio. Sus calles se disfrutan mejor si se pasea con una guayabera fresca o con un vestido de fiesta corto.

8. Un café en San Sebastián

San Sebastián del Oeste es un Pueblo Mágico ubicado en la Sierra Madre Occidental. En el pasado tuvo una importante actividad minera. Está inmerso en la vegetación de la montaña. Su ambiente es tranquilo y alegre y sus calles empedradas y su arquitectura típica transmiten el encanto de una época lejana. Actualmente, el café de San Sebastián es conocido por su aroma y su sabor y se pueden visitar algunos campos donde el fruto se cosecha entre flores y colibríes.

Al atardecer, se encienden los faroles de la plaza principal y se aprecian vistas panorámicas impresionantes. Además, se pueden visitar haciendas cercanas.

9. Descubriendo el paraíso: excursión a Colomitos y Yelapa

Se dice que Colomitos es la playa más pequeña de México. Tiene aguas de color esmeralda y suave arena. Entre la selva que rodea esta playa fluyen un arroyo y una cascada. El simple trayecto por mar o por tierra hacia Colomitos puede ser una aventura. Y disfrutar de este paraíso escondido será la mejor recompensa.

Otro lugar escondido es Yelapa, cuyos tesoros solo se pueden disfrutar llegando por el mar. Se cuenta que era uno de los lugares favoritos de grandes artistas, inspiración de Bob Dylan, por ejemplo. Es una playa pintoresca y tranquila, en medio de la jungla. También se puede disfrutar de su cascada y de una rica comida en el pueblo. Es uno de los lugares más naturales de Puerto Vallarta: rústico y con espectaculares vistas.

10. Un paseo floral

El Conservatorio Vallartense de Orquídeas Mexicanas forma parte del Jardín Botánico de Vallarta y ha sido reconocido internacionalmente por su labor de preservación. Más de 100 especies de orquídeas viven en sus instalaciones, que cuentan con un equipo de botánicos que se dedican a su reproducción.

El paseo por el jardín puede tomar varias horas, durante las cuales conocerán muchas especies únicas, con una belleza que embriaga todos los sentidos. Todo un paraíso que les hará recordar aquellos momentos de los preparativos, cuando buscaban flores para boda. Se puede descansar del paseo por la naturaleza y degustar comida mexicana en la Hacienda de Oro, el restaurante del jardín botánico.

Atravesado por un río, el Jardín Botánico de Vallarta incorpora áreas dedicadas a especies como las rosas, los agaves y las plantas carnívoras. Y también hay visitas guiadas y recorridos especiales para los amantes de las aves.

No olviden subir las fotos de su viaje de novios por Puerto Vallarta a su web de boda. Sus fotos no solo provocarán envidia sana entre sus seres queridos; también podrían inspirar las invitaciones de boda de sus amigos. En su maleta no debe faltar un diario de pensamientos de amor cortos: Puerto Vallarta es una inspiración para todos los enamorados. Si ya están listos para comenzar a escribir, mejor empiecen buscando fechas para su luna de miel en este rincón de Jalisco.