¿Te has preguntado cuáles serán las tendencias de moda que definirán esta época? Imagínate que tu vestido de novia, tus zapatos o tus complementos sean tan emblemáticos que pasen a la historia. Presta mucha atención a los detalles que marcarán a toda una generación y se convertirán en clásicos. Para muestra bastan los accesorios: prepárate para ver las joyas con flecos como nunca las habías visto antes.

Joyas con mucha personalidad

Si crees que nunca los habías visto, pero se te hacen familiares es porque están en todos lados y hay una gran variedad de estilos. Los más populares son los maxipendientes, pero también hay modelos discretos de colgantes con forma de medialuna, gotas y hasta cuadrados. En aros, colgantes o con abalorios divertidos, estos accesorios no pasan desapercibidos.

Los grandes diseñadores se han inspirado en estos diseños para crear aretes refinados y estilizados con materiales de lujo. La clave de su éxito está en su versatilidad, por lo que encontrarás muchas formas de combinarlos con tus outfits favoritos.

El origen de los accesorios con flecos

¿Por qué se han vuelto tan populares? Los primeros pendientes con borla datan de hace más de un siglo, cuando eran usados por la realeza inglesa. Debido a la finura de los hilos, eran (y siguen siendo) accesorios muy agradables al tacto. Sin embargo, su uso más extendido se dio durante la segunda década del siglo pasado, cuando las flappers los usaban para enfatizar el movimiento de sus vestidos largos de noche y darles aún más diversión a sus outfits.

Los aretes con borla también han sido utilizados en la moda oriental y, de ahí, fueron adoptados en el cine noir de finales de los años 40 para destacar la naturaleza exótica de algunas mujeres fatales de la pantalla grande.

Con estos orígenes, sin duda te preguntarás por qué actualmente se les relaciona con el estilo bohemio y hippie. Esto se debe a que son fáciles de hacer y los materiales pueden ser económicos, por lo que empezaron a conquistar el mercado DIY ¡desde los años 70! Añadiéndoles toques étnicos, estos accesorios se han vuelto tendencia debido a su aparente sencillez.

¿De qué materiales son?

Por supuesto, hay una infinidad de materiales que se utilizan en los aretes con flecos. Sin embargo, los hilos de seda y los soportes de metales preciosos componen los complementos más elegantes y estilizados. Mientras que los más combinables con vestidos elegantes de noche tienen incluso hilos o cadenitas de oro, los estilos más bohemios emplean hilos naturales de algodón.

Cuero, pompones, diseños con crochet y hasta plumas son algunas de las renovaciones que se siguen sumando a este estilo. Incluso encontrarás diseños con pedrería, fina o mística, así como delicada cristalería.

¡Flecos de colores!

Blanco, negro y rojo son los colores más populares en esta tendencia: son colores versátiles y discretos que suman estilo sin restar vistosidad. Los colores trendy, como Neo mint, Millennial pink y azul turquesa también se ven mucho, y son apropiados para vestidos de novia sencillos y para los looks de invitadas.

Para cada tipo de rostro y corte de cabello

En sus orígenes, los aretes con flecos o con borlas se usaban con el cabello corto: tanto las flappers como las femmes fatales suavizaban sus rostros aprovechando los delicados hilos. Su efecto, en general, es afilar la barbilla y adelgazar las mejillas, al mismo tiempo que se resaltan los pómulos. Los modelos más largos tienen un efecto sensual, pues acarician el cuello.

Los estilos bohemios llenan de color el rostro y son los más adecuados para llevar con cabello largo y peinados recogidos, pues no se perderán entre la cabellera. Los diseños de arracada pueden estilizar más un look con cabello suelto y son perfectos para facciones alargadas y delgadas.

Cómo combinar la joyería con flecos

Para usar estos accesorios debes tomar en cuenta que no pasan desapercibidos, por lo que serán los protagonistas de todo el outfit. Por ello, no conviene recargar el look con otros complementos. Anillos y sombreros serán la mejor opción para armonizar con los aretes con flecos.

Estos diseños son perfectos para lucir con escotes bajos y medios, así como con hombros y brazos descubiertos. Procura contrastar sus colores tanto con los tonos de tu cabello como con los del look, para que se aprecien sus detalles.

Si no tienes un par de estos complementos, es hora de correr a conseguirlos. Alista el vestido, el maquillaje y el peinado recogido elegante para que tus joyas con flecos deslumbren a todos el día de tu boda o el próximo evento al que asistas: ¡serás la invitada más glamorosa!