Fernanda Mercado Photography
Fernanda Mercado Photography

Se dice mucho que en realidad nunca terminamos de conocernos. Quizá ya estén comprobando esta hipótesis al descubrir otras facetas que ignoraban antes de la entrega del anillo de compromiso y es que organizar una boda no es fácil. No solo se trata de prepararse para decir el anhelado “sí, acepto”, también es necesario tener pinceladas de decoración de interiores, repostería, moda, joyería, entre otras cosas, en un tiempo muy breve. ¿Ustedes ya saben en qué se hicieron expertos? ¿Será en flores para boda? ¿O en banquetes? Seguro ya descubrieron (o están por hacerlo) cuáles de las siguientes facetas adquirieron durante todo el proceso. 

1. Maestros de la multitarea

Cinema & Graphics Weddings
Cinema & Graphics Weddings

No saben en qué momento empezaron a dominar el arte de la multitarea. Y es que si antes podían resolver algún tema laboral y hacer una lista de pendientes, esa habilidad se ha cuadriplicado. Ahora atienden una llamada y, mientras piensan cuál será la mejor decoración para el pastel de boda, también están comprando en línea boletos para el cine. En las conversaciones con sus allegados, al mismo tiempo que responden a un "¿de verdad?" están leyendo cuáles son los colores en tendencia para celebraciones vintage. ¿Cierto o falso?

2. Ojo entrenadísimo para distinguir mil colores

A partir de que comenzaron con la organización del enlace matrimonial, saben que pedir una invitación de boda elegante con destellos de azul fuerte no es suficiente, porque descubrieron que hay muchos tonos de ese color. Así que no se sorprendan la próxima vez que pregunten "¿cómo se vería en azul marino, índigo u Oxford?” y las personas de su alrededor los miren con cara de sorpresa, confusión o admiración.

3. Mutan en "monstruos" del análisis calidad-precio

Retratos y Bodas
Retratos y Bodas

No lo nieguen, es como un vicio. Escuchan sobre un producto o servicio, analizan sus cualidades para preguntar después su precio y ¡pum! Mutan en un monstruo analítico de la relación calidad-precio para evaluar si ese objeto es lo que necesitan y satisface.

Si es un recuerdo para boda original, de inmediato cuestionan la duración de sus materiales, la calidad con que está hecho, el tiempo de entrega, las condiciones de pago... ¿Y después? ¡El veredicto final! Un rotundo sí o no basado en una fórmula mental que solo ustedes han desarrollado gracias a la experiencia adquirida de los últimos meses

4. Lo saben absolutamente todo sobre ¿pasteles?

Ni siquiera les pasaba por la mente conocer tanto de un tema que antes no les llamaba la atención. O sí, pero que tampoco hicieron mucho por saber. ¿Se han dado cuenta que ahora pueden platicar ampliamente sobre sabores, técnicas de elaboración, decoración y hasta de la variedad de muñecos para pastel de boda que existen?

O quizá saben todo sobre las flores, cuáles son de temporada o qué colores naturales tiene cada especie. Las novias son expertas en vestidos y dominan los diferentes tejidos, los cortes más favorecedores, los tipos de escote y, por supuesto, las tendencias. Hagan una prueba y traten de hablar durante diez minutos de un tema que dominen recientemente. ¿Cuál es?

5. Desarrollan cierta hermandad por otras parejas

Arte Visual MF
Arte Visual MF

No quieren quedarse con tanto conocimiento y van por la vida con la antena alerta por si a lo lejos escuchan a una pareja que comienza con su travesía nupcial. ¡Bien por ustedes!

Han desarrollado empatía y hasta hermandad hacia quienes hace poco lucen un anillo de compromiso y tienen esa mirada inocente que delata que aún no saben cuál es el primer paso. En cuanto los descubren, les comparten todo lo que saben, les sugieren seguir este portal y son muy activos en nuestra Comunidad: no paran de dar sugerencias, tips y hasta suben fotografías para que su información sea más gráfica. ¿Adivinamos?

Platíquenos en cuáles de estas facetas se han descubierto. O quizá además de las se describen, ya sean expertos en trámites de ceremonias civiles o religiosas. En realidad lo más importante es que disfruten cada paso de la organización de su boda y se involucren hasta en el más mínimo detalle para que su gran día sea como siempre lo han soñado.