Las despedidas de soltero siguen siendo una tradición que no se debe, ni se quiere dejar atrás. Anteriormente representaban el último día de solteros de los novios sin embargo ahora es una forma de celebrar  y disfrutar que uno de nuestros amigos se casa.  

  • Ser los amigos los que organicen la despedida no es cualquier cosa y lo primero por lo que se topan es ¿a quién invitar? Es por eso que se debe pedir a los novios realizar una lista con los nombres, mails y teléfonos de las personas que no deben faltar.  
  • Después de realizar y mantener el contacto con los invitados se debe planear una fecha y pedir una confirmación para saber más o menos que se puede hacer dependiendo el número de gente.
  • Entre varios amigos siéntense y hagan una lluvia de ideas. Es decir entre todos den opiniones de qué podrían hacer para la despedida con el fin de encontrar la qué crean que va más con el gusto de los novios.
  • Fijen un precio máximo por persona y busquen los lugares que se adapten al presupuesto. Consulten varios lugares ya que muchos ofrecen descuentos dependiendo del número de invitados.
  • Designen a alguien que se haga cargo de recolectar el dinero y fíjenlo en dos pagos. Uno antes para separar el lugar, o comprar ciertas cosas. Y el otro el día del evento.
  • Mantengan siempre el contacto con los invitados a través del correo o de mensajes.  Así podrán tener todo bajo control y asegurar el éxito de la despedida.

 

Foto : Fotogo