Jaime González Fotógrafo
Jaime González Fotógrafo

Todas las parejas aspiran a que su boda sea la máxima expresión de su amor. Y aunque los anillos de compromiso solo sellan la relación entre dos personas, existen muchas maneras de compartir solidariamente ese afecto. No solo con sus personas favoritas, también con aquellos que más lo necesitan. Está en sus manos convertir su boda en mucho más que una pasarela de vestidos de fiesta y un festín gastronómico que tenga como colofón el más delicioso de los pasteles de boda.

El glamur, el romanticismo y el buen gusto jamás serán incompatibles con planear una boda solidaria. Una fiesta sensible a las circunstancias de su entorno puede ser ese valor agregado que quieren ponerle a su boda.

Ahonden en sus preocupaciones sociales y detecten con qué causas desearían contribuir el día de su boda. Humanitarios, sanitarios, culturales… ¿con qué tipo de proyecto empatizan más? También existen otros servicios que prácticamente se sostienen de aportaciones voluntarias, como son los comedores sociales, los bancos de alimentos o los albergues para animales callejeros. Las posibilidades son infinitas, como su voluntad para ayudar.

1. Sean ustedes los primeros en donar

Armando y César
Armando y César

La mejor manera de predicar es con el ejemplo. Si quieren tener una boda con perspectiva solidaria, todo tendrá que empezar por ustedes. Y no es necesario sacrificar la boda de sus sueños. Así como ahorraron para pagar ese fascinante vestido de novia de encaje, podrían reservar una parte del presupuesto de la boda para contribuir con alguna causa solidaria.

En el supuesto de que sus cuentas estén demasiado ajustadas, tal vez puedan donar aquella parte de su colchón para imprevistos que, al concluir la boda, no ocuparon. En cualquier caso, es muy importante que sean honestos consigo mismos. Si colaborarán con alguna causa a regañadientes o solo porque su acción será bien vista, analicen si es lo que desean. Más importante que lo que sale del bolsillo es lo que sale del corazón.

2. Pidan a sus invitados que les regalen solidaridad

Filmstory
Filmstory

Como protagonistas de su boda, tendrán la posibilidad de convertirse en algo así como líderes de opinión a pequeña escala. Incluso en bodas con un número reducido de invitados, las palabras de los novios pueden tener mucho impacto, como si sonaran en una bocina.

Al concentrar a un grupo de personas en torno a ustedes, pueden hacer suya la voluntad de despertar conciencias, especialmente, si creen que lograrán acariciar la sensibilidad de sus invitados. No solo pueden comunicarlo mediante su web de boda, sino que sus invitaciones de boda originales también pueden ayudar.

Las mesas de regalos son una buena oportunidad para invitar a sus seres queridos a que parte o la totalidad de su regalo sea destinado para contribuir con diferentes causas. Organizaciones no gubernamentales como Unicef, WWF, Save the Children, Médicos Sin Fronteras o Fundación Cimab son algunas de las instituciones que operan en México y a las que podrían incluir en su mesa de regalos. Sobre todo, agradezcan siempre la generosidad de sus familiares y amigos.

Sin embargo, también pueden encontrar otras en su entorno más inmediato. Si conocen asociaciones locales dedicadas a fines muy loables, han colaborado con alguna de ellas o hasta han hecho voluntariado, su boda puede ser un buen momento para apoyar sus iniciativas.

3. “Reventa” solidaria

Enfoque Fotografía
Enfoque Fotografía

Vender algunos elementos de la boda después de haberlos utilizado puede servir para recuperar parte de la inversión, pero también para canalizar el monto que se les retorne a una causa que les guste.

No se engañen: ¿cuántas veces más creen que usarán ese vestido de novia a lo largo de su vida? Y salvo que el novio haya elegido un traje más versátil, si llevará chaqué, serán contadas las oportunidades que tendrá de reutilizarlo.

Si no practican demasiado el apego a las cosas materiales, la renta de vestidos de noche no solo es otra manera de evitar acumular, sino también de reducir costos. Si ustedes y sus damas están de acuerdo, podrían convenir esta fórmula. Ellas o ustedes (dependiendo de quién fuera a hacer el desembolso) reducirían ese gasto y a lo mejor podrían donar una parte de la diferencia a algún fin solidario.

4. ¿Se valen los apoyos en especie?

Las buenas intenciones no solo son las que implican un desembolso monetario y las colaboraciones en especie también son muy bien recibidas por muchas organizaciones. Los vestidos de novia corte princesa merecen una segunda vida y existen tiendas de caridad y organizaciones de beneficencia que admiten este tipo de donativos en especie.

Con este gesto, tu vestido podría cumplir dos sueños: el tuyo y el de otras mujeres de menores posibilidades económicas. O también el de aquellas cuyos ingresos se destinan prácticamente al tratamiento de una enfermedad. ¿Se te había ocurrido donar tu vestido a una mujer con cáncer o con una enfermedad crónica?

Con cabello también se puede ser solidario. Tal vez la novia dejó crecer su melena para poder tejerse uno de los más bellos peinados de trenzas modernas, pero desee cortarlo antes de la luna de miel. El pelo corto atrae a muchas mujeres por comodidad, por estética o, simplemente, porque su cabello puede significar mucho más para otras personas. Investiguen a qué fundación que fabrique pelucas oncológicas pueden entregarlo.

¿Y alimentos no perecederos? En una boda nunca falta la comida, pero muchas personas no tienen ni un plato que llevarse a la boca. Sería un gesto muy lindo apartar una parte del presupuesto para el banquete para comprar alimentos no perecederos y entregarlos a bancos de alimentos locales u otras instituciones que puedan canalizarlos a quienes más los necesiten. Si no, tal vez puedan gestionar con su proveedor de catering que aquella comida no perecedera no se convierta en desechos. No se limiten a dar las sobras y filtren qué tipo de alimentos servirán más; por ejemplo, lácteos no refrigerados, frutos secos, cereales como el arroz y granos como frijoles. 

5. Detalles solidarios

Miguelarana Fotografía
Miguelarana Fotografía

Dosificar la solidaridad a lo largo y ancho de toda su boda puede dotarla de un sentido muy especial. Pueden empezar con identificar a qué fundaciones y organizaciones no gubernamentales pueden comprar unos regalos solidarios. Si están buscando recuerdos para boda originales, hay instituciones sin ánimo de lucro que se los pueden proveer y cuyo precio, después de cubrir gastos de producción, se destina a fines solidarios.

Si lo prefieren, también pueden interpretar esta buena causa de otra manera. México es un país de artesanos y muchas comunidades indígenas subsisten con lo que ingresan por la venta de productos hechos a mano. ¿Por qué no entregar a sus seres queridos en la boda unos souvenirs artesanales, pagados a un precio más que justo?

También es un país rico en recursos naturales. Podrían fomentar entre sus invitados el consumo de productos orgánicos y de cercanía, que además son mucho más saludables. El café y el cacao de comercio justo, las bolsas de algodón orgánico o unas revitalizadoras plantas autóctonas no solo son opciones ideales de recuerdos para boda útiles. También son un necesario mensaje de consumo ético y responsable.

6. Decoración reciclada

Cliché

La solidaridad no debería ser practicada exclusivamente con las personas que conocemos o a las que podemos conocer. ¿Qué opinan de ser solidarios con el medio ambiente y con las generaciones futuras? La mayoría de las temáticas de boda pueden ser adaptadas a la (est)ética ecológica. No solo las bodas campestres, vintage y bohemias: hasta los conceptos más urbanos y elegantes admiten elementos que pueden ser reutilizados.

Hagan del “reduce, reutiliza y recicla” su máxima. Por ejemplo, el minimalismo de los centros de mesa encaja a la perfección con el principio de reducir. Reutilizar botellas o tarros y convertirlos en soporte para sus arreglos de mesa también ayuda. ¿Y qué pueden hacer con la cantidad de residuos que se generan en una boda? El Gobierno de la República certifica con el Distintivo S a hoteles, salones y restaurantes sustentables. ¿Puede esto ser un criterio importante para elegir el lugar de su banquete de boda? ¡Es una opción más!

7. ¿Lo comunicarán o no?

Arte Visual MF
Arte Visual MF

Y después de valorar todos los aspectos en los que pueden tener ciertos gestos solidarios en su boda, la pregunta es si compartirán esta decisión con sus invitados o no. Obviamente, si van a involucrarlos en este proyecto colectivo de amor solidario, necesitarán informarlos para que estén en la misma sintonía y puedan sensibilizarse con sus objetivos. Por ejemplo, en una tarjeta que anexen a las invitaciones para boda elegantes que les entregarán. Si prefieren hacerlo de manera más discreta y anónima, también se vale no andar pregonándolo.

Sin embargo, los actos positivos generalmente desencadenan más bondad, que es algo que no le sobra a este mundo. Compartir con su entorno este tipo de elecciones puede inspirarlos y servir de ejemplo para otras personas y parejas que quieran seguir el mismo camino.

Como ven, darle un sentido altruista a su boda no está peleado con tener la celebración que siempre soñaron o llevar el vestido de novia que más te favorece. A partir de ahora, cada vez que revisen imágenes de recuerdos para boda o analicen cómo decorarán su recepción, consideren de qué manera pueden colaborar activamente con una causa solidaria. ¿Les sirvieron estas ideas o pondrán en práctica alguna otra?