Wedding Memories
Wedding Memories

La elección del traje de novio para boda es muy importante, quizás pienses que todos son iguales o al menos muy similares y quieras dejarlo para el último momento. Este será tu despertar: hay una variedad inmensa en cuanto color, estilo y detalles, nada de lo qué preocuparte, solo deberás definir qué tipo de novio eres y, por supuesto, el estilo de la fiesta.

Aclarado lo anterior, bastará con irte por la opción con la que te sientas más cómodo e identificado; más tarde podrás pedir la opinión de tu pareja –si así lo quieres– y no tendrán que empezar de cero. ¿Qué te parece si empiezas por ubicar los estilos de traje más populares?

1. Traje de novio clásico: el que nunca pasa de moda

Fer de Jesús
Fer de Jesús

Si tu boda será religiosa, grande y elegante, lo mejor será llevar un traje negro tradicional para no desentonar con el de tu pareja, como un esmoquin o chaqué. Este último es de estilo formal compuesto por un saco largo de puntas semicirculares, chaleco, camisa doble puño y corbatón.

Para ayudarte a lucir un outfit completo y reluciente piensa en unos zapatos de agujetas con acabado mate y liso, ¡te verás impecable! Para esta opción de traje de novio elegante es básico que vayas con mucha seguridad y una excelente postura, sobre todo en la ceremonia.

2. Moderno sin dejar de ser elegante

Allure Men
Allure Men

¿Dirías que eres un novio completamente urbano? Si es un sí, te encantará los trajes de novio modernos de corte Slim. Este suele verse con solapa delgada y en escuadra, con aberturas laterales en la parte trasera del saco, muy sofisticado sin rayar en lo tradicional y, sobre todo, muy favorecedor para las figuras delgadas.

Para tener el look perfecto con uno de estos elígelo en un gris Oxford y llévalo con camisa blanca y corbata negra, puede o no llevar chaleco. Si partirán el pastel de boda en un espacio cerrado como un salón u hotel sofisticado, este es tu outfit indicado: cómodo, distinguido e innovador.

3. Casual y con clase

FineArt Studio
FineArt Studio

¿Prefieres pasar del negro? ¿Qué tal un traje de novio azul? Estos van perfectos con una chaqueta o blazer, camisa de cuello italiano y una corbata con nudo sutil, ideales para boda de día, ya sea en interior o exterior. Sin duda te sentirás muy cómodo sin tanta formalidad.

Un color no solo muy favorecedor, también es versátil y permite combinarse de diversas maneras. Si optas por un tono azul más oscuro, quizás la corbata pueda ser en uno más claro, por ejemplo. Ten en cuenta la formalidad del evento, así sabrá que, si es de etiqueta rigurosa lo mejor son accesorios de color gris o negro. Si, en cambio, se trata de un evento de día e informal, los tonos pasteles y más claros serán un acierto. Aventúrate con unos zapatos en tono café que le vayan bien al del traje (tú también debes pasar por al menos un par de pruebas hasta encontrar los indicados).

4. ¡Mejor uno divertido!

Grandes Momentos
Grandes Momentos

Si te consideras más atrevido y tienes ganas de sorprender en el gran día, busca entre los trajes novios divertidos aquellos con estampado de rombos, cuadro escocés, rayas verticales, cuadros sencillos o simplemente de colores atractivos como un verde, naranja o ¡rosa! Te sorprenderá lo bien que se ven combinados con tejidos en acabados combinados y cortes cero tradicionales, más entallados, pero perfectamente adaptables a tu silueta sea cual sea.

Contempla esta opción si se trata de una boda informal o para el civil, recuerda no excederte en los accesorios para que no se vea recargado. Equilibra el traje con unos zapatos de color neutro.

5. Traje de inspiración vintage o alternativo

Fernanda Mercado Photography
Fernanda Mercado Photography

Para una boda en el bosque, la playa, el campo o cualquier otra locación con un aire más vintage, boho o hasta hípster, seguro querrás combinar una camisa blanca, con pantalón sujetado por tirantes, un moño y hasta una boina. Todo esto apegado a la temática para no desentonar, pero con la garantía de que serás un novio con mucho estilo y personalidad.

Las guayaberas tampoco son mala idea si te casas en una ceremonia más espiritual o a la orilla del mar. Y si quieres un traje de fotografía antigua, de esos con mucha magia, busca alguno de tela gruesa en colores café, beige o hueso. Tampoco le temas a los estampados, te darán ese toque inigualable.

Ahora tienes el panorama más claro para ir a experimentar con varias opciones, recuerda que es un día especial  y merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en el traje de novio perfecto. Asesórate tanto como lo necesites, en las tiendas habrá un profesional que termine de encaminarte según tus características físicas y gustos personales. ¡Adelante!