Ir al contenido principal
Bodas

10 consejos para organizar su luna de miel fácilmente

Definir el presupuesto, reservar con anticipación actividades e investigar los requisitos del país, son algunos de los aspectos a considerar al organizar una luna de miel. Recuerden que este viaje será único e irrepetible, así que ¡a tomar nota! 

Te ayudamos con la búsqueda de la agencia 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas

luna de miel

Al igual que en la planeación de la boda, organizar la luna de miel involucra cuidar cada detalle. Y es que, aunque sea un viaje de placer y lleno de amor, hay aspectos que se deben de tomar en cuenta para que la experiencia sea inolvidable, divertida y muy romántica, por lo que les recomendamos que pongan en práctica estos diez consejos. 

Encuentra el destino para tu luna de miel

1. Establecer un presupuesto

Lo primero que tienen que determinar como pareja es el presupuesto que asignarán a este viaje. Es más fácil decidir el lugar al que van a ir una vez que han establecido la cantidad de dinero que tienen disponible para gastar en este rubro. 

Recuerden que hay que priorizar los gastos. Es decir, deben cuestionarse en cuáles detalles quieren invertir más: ¿en las flores de la decoración, en el fotógrafo o en el viaje de bodas?

recién casados en luna de miel

2. Playa, ciudad o montaña: difícil decisión 

Con este paso comienza lo divertido. Ahora habrá que elegir si prefieren hacer su primer viaje de casados a una paradisiaca playa, a una ciudad interesante o a un lugar entre montañas. Y para decidir más fácilmente pueden plantearse las siguientes preguntas: ¿qué es lo que quieren hacer en su luna de miel? ¿Van en plan de relax, de turismo o de aventura? ¿Buscan clima cálido o temperaturas frescas? En esta última pregunta deben de considerar el clima que habrá en el destino según la temporada en que hagan el viaje. Una vez lo tengan claro, vamos al siguiente punto.

3. ¿Destino nacional o internacional?

Este punto puede ser condicionado tanto por el monto que destinarán a la luna de miel, como por el tipo de paisaje que quieren, así que el siguiente paso es definir si desean salir del país o mejor visitar un lugar dentro de México. Comenten cuáles son sus anhelos, si hay algún destino que siempre han querido conocer o alguno al que quieran regresar. 

En caso de que se decidan por otro país, es importante investigar y asegurarse de cumplir con los requisitos que piden a los turistas. Preparen con anticipación documentos como el pasaporte, la visa, el certificado de vacunas, o cualquier otro certificado que el país destino llegue a requerir.

También deberán informarse del tipo de moneda del país que han elegido. De esta manera, podrán cambiar su dinero a la divisa correspondiente previo al viaje.

recién casados en luna de miel

4. Cuándo viajar

Ahora que ya han elegido el lugar, lo siguiente es definir la fecha de salida. ¿Inmediatamente después de la fiesta o esperar unos días? Recuerden que dependiendo de la fecha que elijan y si es temporada alta o baja, el precio tanto de los boletos, como de los hospedajes, puede variar.

Al hacer una planeación con tiempo es más probable que tengan una solución si llega a presentarse algún contratiempo e incluso la precaución de evitarlo. ¡Ah! Y no olviden pedir anticipadamente los permisos del trabajo y prever otros asuntos personales.

5. Itinerario

Cuando lleguen a este paso ya tendrán el nombre del destino y la fecha de viaje. Por tanto, ahora es momento de investigar cuáles son los lugares que no pueden dejar de visitar, los atractivos turísticos, las actividades sugeridas, los paseos, entre otros.

Lo más recomendable es optar por hacer un programa de viaje definiendo las actividades y los días en que las llevarán a cabo. Les recomendamos informarse acerca del tiempo que involucra cada actividad. De esa manera, tendrán todo bajo control y no se perderán de nada. Y si, en todo caso, desean desentenderse de organizar las actividades extras del viaje, pueden elegir un plan de luna de miel todo incluido con guías turísticos.

Este también es el momento de que elijan el tipo de alojamiento que desean según su presupuesto y necesidades. Hoy en día existe una oferta muy amplia con diferentes tipos de hospedaje según el plan que definieron. Por ejemplo, si lo que buscan principalmente es relajarse y no tener que preocuparse por nada más, un hotel todo incluido puede ser una opción. O bien, si su viaje será más de aventura, lleno de actividades y solo buscan un lugar donde puedan dormir tranquilos, pueden optar por un Airbnb o similar. 

recién casados en luna de miel

6. Reservar con anticipación

En este momento se concreta todo lo que se definió en los puntos anteriores. Es el momento de reservar con antelación a las fechas del viaje.

Si se han decantado por un viaje todo incluido, revisen los comentarios de hoteles y sus paquetes disponibles para decidir el mejor para ustedes. Si las actividades van por su cuenta, investiguen si es necesario comprar boletos con anticipación para entrar a determinados lugares, como acuarios, museos, recorridos y más. Pueden hacerlo a través de una página web o app de reservas, o si lo prefieren, pueden ponerse en contacto directo con las empresas que ofrecen los servicios. También les aconsejamos preguntar en las agencias de viaje si es que tienen algún descuento disponible.

7. Guardar los documentos en un solo lugar

A manera de prevenir que ningún documento se pierda, lo mejor es imprimir o guardar en una carpeta en la nube los comprobantes de pago, folios de reservaciones, confirmaciones de vuelos, boletos que han adquirido de manera previa, así como documentos oficiales. Y, días antes del viaje, revisar que tienen todo en la carpeta. ¡Que nada les falte!

luna de miel

8. Preparen maletas

Hacer maletas es uno de los momentos más emocionantes de la organización de la luna de miel, ya que significa que están a nada de ese viaje romántico tan esperado. Para contemplar qué tipo de ropa llevar en la maleta, primero que nada, deben consultar la información sobre el clima del destino en páginas oficiales para que tengan todo lo necesario y no los sorprendan los cambios de temperatura. No olviden objetos básicos como bloqueador, repelente de moscos, calzado especial, ropa térmica o lo que crean necesario para el tipo de destino al que viajan.  

Y si van a viajar en avión, será esencial que se informen bien de las medidas del equipaje, así como el peso máximo permitido por las aerolíneas. ¡Que no los tomen por sorpresa!

9. Fotografías inolvidables 

Si ustedes son de los que gozan capturando los momentos más especiales en sus vidas, y si su presupuesto se los permite, pueden considerar contratar un fotógrafo para hacer una sesión de fotos de su luna de miel, de esta forma atesorarán los instantes de ese viaje sin dejar de disfrutar el itinerario. Si se quedan en un hotel, pueden preguntar si cuentan con ese servicio ya que es común que ofrezcan paquetes de fotos lunamieleras.

Pero si prefieren ustedes mismos tomar las fotos, pueden buscar y comprar, previo al viaje, algún tipo de gadget que les ayude a tomarse fotos increíbles. Por ejemplo, un tripié o un selfie stick.

diversión en luna de miel

10. ¡A disfrutar!

En este punto solo queda gozar totalmente del viaje. Desde un principio vayan con la mejor disposición para disfrutar cada momento de su luna de miel. Es un viaje que nunca se va a repetir aunque vuelvan al mismo destino. Relájense y gocen de los beneficios y tratos especiales que ofrecen los hoteles a las parejas de recién casados.

Ahora que tienen claro todo lo que deben de considerar para este viaje tan especial, ayuden a otras parejas a decidir todo sobre su luna de miel. Como último consejo: una vez que lleguen a su destino lunamielero, puede ser que no todos los planes salgan como los tenían previstos. ¡No importa! Atesoren que están en ese lugar, que están en compañía uno del otro y que podrán relajarse después de haber tenido una experiencia tan hermosa como su boda.

Te ayudamos con la búsqueda de la agencia 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas