David's Bridal

Propuestas de matrimonio existen casi tantas como parejas. Hay quien se anima a pedir la mano a su novia con un desayuno en la cama y quienes lo hacen mientras van paseando al perro. El anillo de compromiso también puede aparecer en medio de un brownie o ser el premio final de una gymkana meticulosamente diseñada. ¿Cuál es la mejor? Es imposible descifrarlo, pues depende de cada relación, de las personalidades de cada uno, de sus gustos y de lo esperada o inesperada que caiga la iniciativa.

La mayoría de novios (¡y también novias!) necesita tiempo para detectar y planear el momento de proponerle matrimonio a su pareja. La firma de moda nupcial David's Bridal sabe que detrás de un momento inolvidable está una gran idea. Y así como sus diseños están hechos para acompañar a las novias en uno de los días más importantes de su vida, también ha querido estar con ellas en otra de las fechas señaladas: su pedida de mano.

¿Cómo? En los últimos meses, invitaron a todos los novios del país que se quisieran comprometer a contar su historia de amor. Y después de un casting en la Ciudad de México, cuatro hombres fueron los ganadores. El premio fue doble: ellos tendrían la complicidad del equipo de David's Bridal, que les ayudaría a planear en secreto una propuestas de matrimonio de esas que no se olvidan. ¿Y ellas? Aparte de la megasorpresa, la firma les regalaría una increíble experiencia en su boutique, para lo cual recibirían un descuento del 50% en cualquier vestido de novia que eligieran. ¿Quieren saber cómo fueron esas pedidas de mano? Disfruten los detalles y... si hay novios indecisos y ávidos de ideas leyendo estas líneas, tomen nota.

Michelle y César: el "sí" más mágico 

David's Bridal

A veces es necesario dar un paso atrás para tomar impulso. Y para emprender un futuro prometedor juntos, César se llevó a Michelle varios siglos atrás. Entre armaduras, trovadores, juglares, monjes, acróbatas y con un banquete digno de reyes, la diversión estaba más que asegurada. Sin embargo, César hoy no recordará gran parte del espectáculo medieval, ambientado en una de sus series favoritas, pues tenía la cabeza ocupada en otros pensamientos, como la sorpresa que había preparado para su novia.

¿En alguna ocasión un mago les retó a probar sus dotes adivinatorias para acertar qué naipe sacaron de la baraja? Seguro que sí... Y a Michelle también le tocó esa noche. Pero mientras ella permanecía atenta a los movimientos del hábil prestidigitador para no perderse el truco, a su novio casi se le salía el corazón del pecho. Y de repente, una carta inesperada. En un naipe en blanco, César había escrito una pregunta: "¿Te quieres casar conmigo?" Si bien Michelle podría haber esperado un siete de picas, un dos de corazones o un tres de tréboles, eran diamantes los que aguardaban por ella, pero para ser puestos en su dedo en forma de anillo de compromiso.

Entre impactada por la sorpresa y abrumada por el protagonismo de las miradas del resto de comensales del restaurante, Michelle ¡aceptó! Así que por fin en la cabeza de César soplaron las cornetas. Algo más tranquilos, pero igualmente extasiados de felicidad, empezaron a bailar mientras la estudiantina musicalizaba este romántico instante. ¿Qué sigue ahora? Planear una boda igual de encantadora y llena de detalles entre los que seguro no faltan acentos de otras épocas. Y cómo no, buscar un vestido de novia de ensueño con el descuento del 50% que les brindó David's Bridal. ¡Sí a todo!

Paulina y Roberto: sin vértigo al amor

David's Bridal

Ver el amanecer de la mano de tu pareja puede ser una de las experiencias más románticas para compartir juntos. Los primeros rayos de luz dibujando el horizonte, la brisa de las primeras horas del día, las aves diurnas que comienzan a despertar... ¿Acaso algo podría asustarte? A Paulina no le fascinan las alturas. Tal vez por eso le inquietó que Roberto le propusiera volar en un globo aerostático. Sin embargo, junto al amor de su vida, no hubo vértigo por el cual temer.

Pero a medida que la canasta iba alzándose un metro tras otro tras otro, Paulina más le agarraba de la mano a su novio. Junto al suyo, otros muchos globos iban despegando: todo un burbujeo de color bañaba ya el cielo de la parte más oriental del Estado de México. Pero en ninguno de ellos aguardaba una sorpresa como la que tenía preparada Roberto, que estaba listo para llevar su relación a un nuevo nivel: ¡al cielo!

Las vistas fueron una completa delicia. Frente a ellos se desplegaba todo Teotihuacan, con su imponente Pirámide del Sol y la Calzada de los Muertos a una hora a la que todavía no llegan los turistas. Después de un rato en las alturas, divisaron una lona en el piso: "¿Te quieres casar conmigo?" Paulina ni siquiera creyó que el mensaje que ahí aparecía pudiera ser para ella, así que Roberto tuvo que confirmarlo arrodilándose ante su ahora prometida y tenderle una cajita. En cuestión de segundos, ya lucía en su mano izquierda un hermoso anillo de compromiso. "Estaba en shock y fue el momento más feliz de mi vida", dijo después. Pero todos sabemos que ese recuerdo será superado por la maravillosa boda en cuya planeación ya andan inmersos.

Brenda y Norberto: como pez en el agua

David's Bridal

Puede que los reptiles inspiren muchas sensaciones y que el amor tal vez no sea la primera de ellas. De ahí el éxito de la sorpresa que le tenía preparada Norberto a Brenda. Esta propuesta de matrimonio fue el colofón perfecto para un fascinante recorrido por el acuario de la Ciudad de México de esta pareja tan compenetrada. Después de ver nadar a todo tipo de peces, tortugas, cocodrilos y otras especies de agua dulce y salada, llegaba la prueba de fuego.


De repente, cuando Brenda creía que simplemente estaba contemplando el transitar de los peces en un acuario, dos buzos se sumergieron con un letrero entre las manos. De manera instantánea, una sonrisa parece anclarse en su rostro y antes de que pueda darse cuenta, Norberto ya está arrodillado en el piso, tendiéndole un anillo de compromiso. No nos cabe duda de que serán muy felices en su nuevo camino juntos.

Corina y José Luis: segundo acto, se abre el telón

David's Bridal

Cuando uno asiste como público al teatro, queda expuesto a muchas sensaciones. Sobre todo, cuando la función se representa entre pocas personas y en un espacio reducido. La interpretación de los actores no solo se ve, se siente, se vive, se comparte. ¿Y qué tal si el espectador termina siendo el protagonista? El teatro es una de las pasiones de Corina, una mujer muy sensible al arte. Sin sospechar lo que vendría después, tomó asiento frente a lo que creyó que sería una representación de microteatro normal. Pero el giro de la trama que tenía preparado José Luis, su novio, la involucraba a ella. Silencien sus celulares, que el espectáculo va a comenzar.

¿Conocen el teatro interactivo? En esta disciplina del arte dramático, el público desempeña un rol muy importante, pues pasa a ser un elemento activo de la historia. Visiblemente emocionado, pero no por ello menos seguro de lo que estaba a punto de decir, José Luis salió a escena y le pidió a Corina que lo acompañara como coprotagonista de su existencia. Su novia, que no tenía a la mano el guión de lo que estaba sucediendo, de inmediato supo cuáles eran las líneas que seguían a continuación. "¡Sí!" Y se fundieron en un romántico beso del que fueron testigos (y cómplices) varios de sus seres queridos, que los acompañaron en este episodio trascendental de sus vidas.

¿Les inspiraron estas cuatro propuestas de matrimonio? La creatividad siempre está al servicio de todo aquello que los una a ustedes como pareja. Si ya dieron el paso y se embarcaron en esta maravillosa aventura de organizar su boda, hay algo más en lo que David's Bridal en México puede ser también su cómplice. Así como Michelle, Paulina, Brenda y Corina vivieron maravillosas pedidas de mano, todavía les espera un carrusel de emociones en la búsqueda de sus vestidos de novia en su boutique de la Ciudad de México. ¿Por qué no ser, como ellas, una David's bride?