Ángel Cruz Wedding Photographer
Ángel Cruz Wedding Photographer

¿Podremos celebrar la boda? ¿Qué tipo de restricciones habrá? ¿Asistirán todos los seres queridos que recibieron la invitación de boda? Estas son solo algunas de las muchas preguntas que miles de parejas mexicanas se han tenido que hacer en las últimas semanas por la situación que ha provocado la crisis actual a causa del coronavirus. Hace unos meses ninguna pareja se habría imaginado que no podría lucir el elegante traje y el vestido de novia elegidos para intercambiar pensamientos de amor cortos y darse el “sí, quiero” en la fecha prevista, ya que se verían obligados a pasar un día tan especial resguardados en casa.

Es una realidad que la incertidumbre por la declaración de la pandemia de coronavirus emitida por la OMS ha generado muchos nervios y confusión entre las parejas con fecha de boda en puerta. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía 1, del medio millón de matrimonios que se registran anualmente en México, alrededor de 98 mil (19.6%) se habrían celebrado entre mediados de marzo y mayo, en caso de mantenerse la tendencia de años anteriores.

Las restricciones de movilidad y la suspensión de actividades no esenciales impuestas por los gobiernos locales y federal por la contingencia sanitaria obligaron a poner en pausa las bodas y todo tipo de eventos sociales. Sin embargo, es necesario esperar para ver cómo evoluciona la pandemia en cada entidad federativa, ya que el escenario es muy incierto y todavía se pueden sumar a las bodas afectadas algunas de las 35 mil previstas para el mes de junio.

Durante todo este tiempo, los profesionales del sector han mostrado su empatía y flexibilidad para llegar a acuerdos satisfactorios y que las parejas puedan celebrar la boda de sus sueños en otra fecha. En una encuesta realizada por Bodas.com.mx el 95% de los novios reconocía la flexibilidad de sus proveedores y Nina Pérez, CEO de Bodas.com.mx señaló que esto “dice mucho de la capacidad de entrega y adaptabilidad de la industria nupcial en México”. Considerando que cada pareja mexicana contrata un promedio de once profesionales para su boda, es evidente que el trabajo en equipo es necesario para cubrir las expectativas de los novios.  

¡El amor espera! El 97% de las parejas afectadas pospone su boda

Alexander Martinez Photography
Alexander Martinez Photography

Con el fin de evaluar las posibles afectaciones de las parejas mexicanas que tenían previsto casarse entre marzo y agosto, Bodas.com.mx realizó una encuesta a casi un millar para conocer sus planes. A continuación, les compartimos las principales conclusiones.

¡Buenas noticias! Los resultados revelan que 97 de cada 100 parejas decidió posponer su boda. Es decir, que solo 3% de las parejas cancelará su boda por la incertidumbre actual. ¿Quieren saber para cuándo? El coronavirus quizás haya obligado a las parejas a atrasar unos meses la boda, pero no que pierdan las ganas ni la ilusión de celebrar igualmente: ocho de cada 10 parejas (77%) que pospusieron su celebración la reprogramaron en 2020.  Este comportamiento es similar en otros países, como España, Italia, Francia o Brasil, según encuestas realizadas por portales de The Knot WorldWire, grupo líder del mercado nupcial internacional del que forma parte Bodas.com.mx.

Otoño: “sí” a esta estación romántica

Amper
Amper

El tiempo promedio que las parejas están aplazando su boda es seis meses, por lo que se espera que cerca de la mitad de los enlaces se celebren en otoño. Esta estación llena de árboles multicolores, atardeceres mágicos y una calidez especial es una de las favoritas de las parejas mexicanas para decir “sí, acepto”. En circunstancias normales, entre septiembre y diciembre se concentran un tercio de las bodas en el país.   

El otoño es una de las estaciones más románticas del año. Sus colores cálidos y vibrantes son perfectos para ambientar celebraciones acogedoras y elegantes. Además, las bodas otoñales son una oportunidad perfecta para disfrutar una celebración exterior y atestiguar un espectacular atardecer. Aunque las bodas en locaciones interiores con ambientación rústica o industrial, así como románticas también resaltan en esta temporada.

La decoración otoñal tiene como sello un aire rústico con toques vintage, además de los colores rojos, amarillos y naranjas naturales de la estación, en los arreglos de mesa para boda no faltarán las hojas y ramas secas, así como frutos y piñas del bosque. Las novias pueden lucir en su ramo de novia natural dalias, margaritas o alcatraces, que también son buenas alternativas para la decoración floral de la recepción.

¿Casarme en viernes? “Sí, acepto”

NRG Photo & Video
NRG Photo & Video

Además de cambiar de estación, una de cada cinco parejas (17%) cambiará el día de la semana en su invitación de boda elegante. El viernes será el “nuevo sábado” para muchos novios.

Celebrar una boda en viernes implica diferentes ventajas, como encontrar más espacios libres tanto para la ceremonia como para la celebración. También es menos probable coincidir con otras bodas o compromisos, además de recibir un trato mucho más personalizado.

Sin duda, una de las oportunidades de casarse en viernes que más valoran las parejas es tener todo el fin de semana para descansar o continuar la fiesta para tener un wedding weekend. Algunos recién casados aprovechan para organizar una pequeña tornaboda y compartir con los familiares y amigos más cercanos un agradable brunch o comida para intercambiar los momentos más emotivos y divertidos de la celebración. Otros eligen el sábado o el domingo para hacer su trash the dress y capturar el vestido de novia corte princesa y el traje en una divertida sesión fotográfica.

Lo único cierto es que sean el día que sean, las bodas post-coronavirus serán las fiestas del reencuentro y eso lo saben los novios. El amor puede con todo y el compromiso que sellaron con la entrega del anillo de compromiso sigue intacto.

Todos los datos que desprende la encuesta realizada por Bodas.com.mx son positivos y demuestran que el amor es paciente. Aunque el coronavirus haya obligado a guardar por un tiempo los recuerdos para boda de muchas parejas mexicanas, la realidad es que el amor no conoce obstáculos. Solo basta tomarse de la mano, recordar todos los pensamientos de amor que se inspiran y mantener la confianza e ilusión de que podrán sellar su historia de amor con el deseado “sí, quiero”.