Todos saben qué tipo de vestido caracteriza a las bodas en la iglesia, pero para las bodas civiles se permite una amplia variedad de vestidos en diferentes colores y estilos. Si estás por casarte sólo por lo civil y todavía no has escogido tu vestido, no te puedes perder estos consejos.

  • El lugar. Si algo debes tomar en cuenta a la hora de escoger el vestido para tu boda es el lugar en donde se llevará a cabo. Existen varias opciones, ya sea que vayan directamente al registro civil y se pasen a la celebración después, o también puede acudir algún encargado del registro civil a donde vayan a celebrar la boda, sea un jardín, una finca, un salón o su casa. Tomen en cuenta el entorno, si será al aire libre o no, y en base a eso escojan el estilo de su vestido.
  • El largo del vestido. Para las bodas civiles se permite cualquier largo de vestido, aunque si se trata de uno corto no debe de superar los tres dedos por encima de la rodilla. Pero eso si, si elijes un vestido largo que sea sin cola.

 

  • El color del vestido. Existe igualmente una amplia gama de colores que pueden escoger para su vestido, es decir que no tienen que llevar forzosamente el tradicional blanco. Aunque si lo así lo prefieren lo pueden utilizar sin ningún problema. Si quieres darle un toque de color a tu look puedes escoger un color que entone con la decoración para tu boda.
  • Accesorios. Para acompañar tu atuendo no te olvides de colocar algunos accesorios como aretes o un collar a juego con tu look. Elige también unos zapatos que combinen y por su puesto no te olvides de un ramo, juega con el color de las flores y con tu decoración.

 

 

Y si tu boda será en una temporada muy fría, el protocolo de una boda civil te permite llevar en lugar de vestido un traje con chaqueta. Verás que puede ser una opción que te hará lucir sumamente elegante y sofisticada.

 

Foto 1: Natalia Taramasco

Foto 2: Samantha Saldaña

Foto 3: Balmux