En nuestro país existen diferentes tradiciones mexicanas ricas en simbolismo y algunas venidas de otros tiempos anteriores a la llegada de los españoles. Y si buscan darle un toque tradicional, aquí les hemos preparado algunas de las principales tradiciones de una boda típica mexicana.


Las arras. Son trece monedas de oro que se pueden comprar en cualquier joyería. Estas representan prosperidad para la pareja en su nueva unión. Durante la ceremonia se les entregan las moneditas a los novios y se las quedan en las manos mientras se les recuerda las bendiciones que han recibido. En algunas familias también se usa que los padres pasen las arras a sus hijos.

 


El lazo. Representa la unión de los novios. Es común que se cuente con un padrino de lazo que sea quien les regale el lazo y quien se los colocará durante la ceremonia. Antiguamente se estilaba que fuera de flores, pero hoy en día no existe ningún estándar y los lazos pueden ser de lo que más prefieran, ya sea de oro, plata, flores, de listón o de papel, así que escojan el que más les guste.

 

Estudios Barron


La entrada de los novios. Una antigua tradición es que los novios entren a la iglesia de la mano de su padre y madre. Pero depende de la región del país. En muchos lugares lo más común es que al novio lo acompañe su madre y a la novia la acompañe su padre.

El muertito. Una tradición muy divertida es levantar al novio entre todos los hombres durante la recepción y lanzarlo un par de veces en el aire.

 

Producciones Acapulco


El baile del billete. Es una tradición que los novios bailen una canción y después los invitados pasan con ellos a la pista y les cuelgan billetes en el vestido y el traje. Es muy común que esto les ayude a los novios para pagar su luna de miel y comprarse algunos electrodomésticos o cosas que se necesitan para comenzar una vida juntos.

La música y el baile. A los mexicanos les encanta bailar, así que esto no puede faltar. Y algo típico, además del mariachi, es bailar la víbora de la mar con los novios subidos en dos sillas haciendo un arco, bajo el que pasarán sus invitados. No olviden pedirle a algún padrino o pariente que sostengan tanto al novio como a la novia para que no caigan durante el baile.

 

Foto 1 : Tota Aviles Capilla de Guadalupe

Foto 2: Raúl Montufar

Foto 3: Estudios Barron

Foto 4: Producciones Acapulco