Hay mil formas de llevar el pelo suelto: ondulado, casual, luciendo un elegante tocado… Si quieres lucir tu melena el día de tu boda, hay muchas propuestas de peinados para novias con el pelo suelto. Es una buena manera de mantener tu propio estilo sin dejar de ser una novia radiante.

Si vas a llevar un velo alto, un cabello suavemente ondulado será todo un acierto. Es una forma perfecta de marcar los rasgos de tu cara y conseguir un look muy sofisticado. Si lo prefieres, puedes añadir a tu peinado una tiara o una corona. Estos detalles iluminarán tu rostro.
 
 
 
Si eres una persona más atrevida, arriesga con tu peinado. ¿Qué tal unos rizos salvajes? Si quieres conseguir un efecto más impactante, las extensiones serán tus mejores aliadas. Te alargarán el cabello y le darán más volumen. Dependiendo de tu tipo de pelo, el profesional que te peine te aconsejará cuál es la mejor forma de conseguir estos rizos, aunque normalmente se marcan con tenazas o tubitos flexibles.


 
 
Si eres de las personas que opinan que en la sencillez está el gusto, apuesta por un tocado o un adorno para el pelo. Te dará un toque muy elegante. Hoy en día hay muchos tocados para novias, elaborados con todo tipo de materiales: plata, nácar, pedrería, plumas, velo de redecilla… ¡Sofisticación para tu cabeza!
 

 
 
Si deseas lucir un estilo dulce y romántico el día de tu boda, ¡luce fleco! Ten en cuenta que no le queda bien a todo el mundo, por eso es necesario que hagas una prueba o que pidas consejo a tu estilista de confianza. Puedes llevarlo recto o a un lado, pero es imprescindible que se vea brillante y natural.


 
 
Si buscas un look de novia muy natural, peina tu cabello tan sólo con los dedos y colócate una hermosa flor a un lado. Elige la flor en función del sitio en el que vayas a celebrar tu boda. Si te casas en el campo, elige flores silvestres. Si tu boda es en la playa, apuesta por las flores tropicales.

 

 

Y recuerda que cuando elijas tu peinado de novia, es importante tener en cuenta el estilo de tu celebración (si se trata de una boda clásica o una boda informal), el estilo de tu vestido de novia (¡mucha atención al tipo de escote!) y el maquillaje.