Casa Terras - Vino

“El vino entra por la boca. El amor por los ojos. Levanto el vaso a la boca. Te miro a ti. Suspiro.” W. B. Yeats

Un vino, dicen, debe mejorar la comida que se sirva, no sólo acompañarla. Hay diferentes tipos de vino, y hay quien afirma que seleccionar el indicado es todo un arte. Para escoger el vino que quedará mejor en tu boda debes tener en cuenta el menú que se servirá, los gustos y consumo habitual de tus invitados, el lugar de la recepción, y, por supuesto, tu presupuesto. Por ejemplo: entre más temprano empiece la boda y más invitados jóvenes vayan, más vino se consumirá. Además, suele ofrecerse vino en varios momentos: al inicio de la recepción, durante la comida y, por supuesto, en el brindis.

Antes que nada, te recomendamos que des vinos de buena calidad comprados en tiendas o con distribuidores de confianza. Esto no significa que tengas que elegir el más caro: algunas marcas económicas tienen un sabor sabroso, y algunos vinos renombrados son demasiado amargos o de calidad variable. Es preferible que coloques dos botellas en cada mesa, para que los invitados beban cuanto que quieran. Una botella alcanza para un promedio de ocho copas: ten esto presente al calcular cuánto necesitarás para el brindis. Y ahora sí, elige el vino que mejor se lleve con tu fiesta:

Vino blanco

El vino blanco se lleva bien con casi todo, debido a su sabor dulce y ligero. En especial para el pescado, los mariscos, las sopas y las pastas es el mejor acompañamiento. Un sabor ligeramente ácido irá muy bien si tu boda es en la tarde. El Sauvignon Blanc es muy versátil, así que complacerá a todos tus invitados, y un Chardonnay acompañará cualquier postre, especialmente si tiene frutas.

Jaime Ruiz Photography

Vino espumoso y champaña

Un dato valioso para que tu distribuidor no te confunda es que el Champagne sólo es Champagne cuando proviene de la región francesa en donde se produce y que le da su nombre a esta bebida. Sin embargo, hay muchos vinos espumosos cuya fabricación, sabor y calidad son similares a la champaña. Estos vinos son perfectos para el brindis, ¿por qué? ¡Por las burbujas! Deben servirse, de preferencia, a 9° de temperatura o menos. Estas bebidas son la mejor elección si tu boda será muy temprano, ya que son frescas y dulces. Te recomendamos un Extra Brut o un Cava Brut, por sus niveles de azúcar. También serán perfectos si ofreces cocteles o copas de bienvenida, y además se llevan bien con la carne de aves y con los mariscos.

Velazquez Fotografía y Video

Vino tinto

Los vinos tintos son los mejores para los lugares con climas fríos o bien, para las celebraciones nocturnas, debido a que el sabor de la madera los penetra y los vuelve más secos. Si tu boda será en otoño o invierno, esta es la elección correcta, pero toma en cuenta que cuando hace frío en el exterior se bebe más vino adentro. Así mismo, el menú que mejor se lleva con este vino es la carne de res y la ternera. Procura elegir un vino suave y ligero: los amargos no son los mejores para las bodas, ya que algunos invitados no les gustan. El Cabernet Sauvignon, el Merlot y el Pinot Noir son elecciones exquisitas.

Vino rosado

Las carnes rojas y blancas, así como las pastas, se llevan muy bien con este vino. Podría decirse que es un paso intermedio entre el vino blanco y el tinto, ya que tiene más cuerpo que el primero pero no es tan fuerte como el segundo. Además, tienen el sabor más afrutado de todas las opciones. Debido a que contienen menos alcohol que los demás, son muy buenos para eventos matutinos.