La lencería de la novia es un complemento que pasa desapercibido para casi todo el mundo, excepto para el novio. Elegir el conjunto de lencería adecuado ayudará a que la novia se sienta más hermosa y sensual. Para ello hay que elegir los modelos que realcen las virtudes de cada una.

 

 

¿Cómo saber qué lencería les quedará mejor y realzará todas sus virtudes? Tengan en cuenta estos factores:

  • La ropa interior y el vestido deben de ser del mismo color. Busquen un conjunto de lencería en las mismas tonalidades que su vestido, así evitarán que se transparente y se marque. Pongan mucha atención a todos los matices de los colores (marfil, crema, champán…)
  • Su lencería tiene que reflejar su personalidad. Hay muchísimos diseños: románticos, atrevidos, sexys, divertidos… Pero sobre todo, su ropa interior debe ser cómoda. El día de la boda pasarán muchas horas con ella puesta y deben sentirse bien. 
  • Hay tejidos para todos los gustos, pero los recomendables son el algodón, la seda, la microfibra o los satinados. Ese día es mejor que eviten cualquier tejido sintético (sobre todo si se casan en verano) ya que no deja que la piel transpire correctamente.

 

 

  • La lencería puede ayudar a remarcar sus virtudes y a disimular sus defectos. Un brasier adecuado les ayudará a lucir un escote espectacular aunque tengan poco pecho. Si tienen un poco de pancita, utilicen un corsé para disimularla.
  • Si su vestido deja la espalda al descubierto, elijan un brasier adecuado para que no se vean las tiras. A veces el vestido trae unas copas que hacen la función del brasier.
  • Si han elegido un vestido con un escote amplio, busquen un brasier o sostén que redondee y eleve el pecho. Últimamente han proliferado los push up, que dan una forma muy bonita al pecho. Es muy fácil encontrarlos en cualquier tienda. Y mucho cuidado con que se vean los tirantes o que el encaje de su ropa interior se salga del escote. 
  • Las medias de la novia deben ser finas y de seda, aunque todo dependerá de cómo sean los zapatos.