El Milagro

 

Si celebrarán su matrimonio con una ceremonia católica entonces deben tomar en cuenta que tendrán que escoger algunas lecturas para la misa. Normalmente la primera lectura es del antiguo testamento, la segunda lectura del nuevo testamento y por último la lectura del evangelio. 

El padre que los case probablemente tendrá algunas recomendaciones para cada caso, sin embargo aquí les dejamos algunas de las más populares para que puedan elegir con tiempo y sin presiones.


Mateo 19:4-6
"Él les respondió: ¿Acaso no han leído que al principio el Creador "hombre y mujer los creó"?
Y agregó: "Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán un solo ser." Así que ya no son dos, sino un solo ser. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe nadie."


Eclesiastés 4:9-12
"Más valen dos que uno, pues mayor provecho obtienen de su trabajo. Y si uno de ellos cae, el otro lo levanta. ¡Pero ay del que cae estando solo, pues no habrá quien lo levante! Además, si dos se acuestan juntos, uno a otro se calientan; pero uno solo, ¿cómo va a entrar en calor? Uno solo puede ser vencido, pero dos podrán resistir. Y además, la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente."

 

I Want Fotos

 


San Marcos 10:6-9
"Desde el principio de la creación Dios los hizo a ellos masculino y femenino. Por esa causa un hombre dejará a su padre y a su madre, y se emparentará con su esposa; y ellos serán una carne: entonces ellos no serán más dos, sino una carne. En consecuencia, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre."

 


Efesios 5:22-33
"Ustedes, las casadas, honren a sus propios esposos, como honran al Señor; porque el esposo es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así como la iglesia honra a Cristo, así también las casadas deben honrar a sus esposos en todo. Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla. Él la purificó en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, santa e intachable, sin mancha ni arruga ni nada semejante. Así también los esposos deben amar a sus esposas como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa, se ama a sí mismo. Nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, como lo hace Cristo con la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán un solo ser. Grande es este misterio; pero yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. Por lo demás, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo; y ustedes, las esposas, honren a sus esposos."

 

Esphera Photo & Film


Corintios 13:1-13
"Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor."

 

Elibe Fotoestudio

 


Lectura del Cantar de los Cantares (Ct 2,8-10.14.16a;8,6-7ª)
La voz de mi Amado. Mirad: ya viene, saltando por los montes, brincando por las colinas; mi Amado es una gacela, es como un cervatillo. Mirad: se ha parado detrás de mi tapia; atisba por las ventanas, observa por las rejas.
Mi Amado me habla así: «Levántate, Amada mía, hermosa mía, ven a mi. Paloma mía que anidas en los huecos de la pena, en las grietas del barranco, déjame con tu figura». Mi amado es para mi y yo para él. Ponme como sello sobre tu corazón como un sello en tu brazo. Porque el amor es fuerte como la muerte; el celo, obstinado como el infierno. Sus saetas son saetas de fuego. Las grandes aguas no pueden apagar el amor ni los ríos arrastrarlo.


Génesis 2:28-24
El Señor Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo. Yo haré una compañía adecuada para él.” Así el Señor Dios formó de la tierra varios animales salvajes y varios pájaros del aire, y los llevó al hombre para ver como él los llamaría; Sin embargo el hombre llamó a cada uno de ellos como serían sus nombres. El hombre le dió nombre a todo el ganado, a todos los pájaros del aire, y a todos los animales salvajes; pero ninguno probó ser un compañero adecuado para el hombre.
Así que el Señor Dios provocó un profundo sueño al hombre, y mientras él estuvo dormido, El saco una de sus costilllas y selló el lugar con carne. El Señor Dios construyó entonces una mujer con la costilla que había tomado del hombre. Cuando El se la llevó al hombre, el hombre dijo:
“Esta, al fin, es huesos de mis huesos
y carne de mi carne;
Esta será llamada ‘mujer,’
Por fuera de 'su hombre' esta ha de ser tomada.”
Esto es porque un hombre deja a su padre y a su madre y se aferra a su esposa, y los dos se volverán un solo cuerpo.

 

Rabari


Cantares 8: 6-7
"Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo;
Porque fuerte es como la muerte el amor;
Duros como el Seol los celos;
Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.
Las muchas aguas no podrán apagar el amor,
Ni lo ahogarán los ríos.
Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor,
De cierto lo menospreciarían."

 

Bianca Corral Fotografía


Muchas parejas deciden también incluir versículos cortos en las invitaciones de boda, los recuerdos de los invitados, las etiquetas o como parte de los misales de la boda. Estos son algunos ejemplos de versículos cortos que pueden usar:

 

  • “Yo te amé con un amor eterno, por eso te atraje con fidelidad”. Jeremías 31:3.
  • "La medida del amor es amar sin medida." San Agustín.
  • "Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”. Colosenses 3:14.
  • “El amor jamás dejará de existir”. 1 Corintios 13, 8.
  • "Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas." Colosenses 3:19
  • "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella..." Efesios 5:25
  • "Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol." Eclesiastes 9:9
  • "Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante." Efesios 5:1-2
  • "Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados." 1 Pedro 4:8
  • "Los dos juntos vivíamos felices hasta nuestra vejez" Tob 8, 5-10
 

 

Bianca Corral Fotografía