Foto por SCEN Wedding Photojournalism

 

Tener una boda religiosa implica muchísimas cosas, desde la preparación espiritual previa, la elección de la decoración, de los padrinos, de la iglesia, de la música, etcétera. Y entre tantas cosas por hacer, muchas veces queda poco tiempo para investigar cuestiones de protocolo, como por ejemplo la manera en que deberá entrar el cortejo nupcial y cómo hacerlo. Por eso tomen nota de estos detalles sobre el protocolo que los podrá guiar en estos momentos.

  • Antes que nada hablemos sobre los lugares que les asignarán a sus invitados más importantes, como por ejemplo sus padres, padrinos de velación, de anillos, de lazo, sus damas de honor y los pajesitos. Lo tradicional es que se reserven las primeras bancas de ambos lados para que ahí se sienten los familiares más cercanos de la pareja. También se puede agregar una hilera de sillas al frente especialmente para sus padres y los padrinos.

 

Foto por Eira Sánchez Fotografía

 

  • El cortejo comienza con la entrada de la madre de la novia tomada del brazo del padre del novio. Después de hacer su entrada deberán caminar hacia el altar, en donde pueden quedarse a esperar la llegada de los novios, o pueden pasar a sentarse a su lugar.

 

 

Foto por Terramar Fotografía

 

  • Después desfilará el novio junto con su mamá. Cuando lleguen al altar el novio deberá colocarse del lado derecho frente al altar, y su madre esperará a su lado.
  • Detrás del novio, los padrinos pueden hacer su entrada. Una vez que lleguen al altar deberán de colocarse del lado del novio. Toca después el desfile de las damas de honor, quienes se colocarán del lado de la novia, todavía ausente.

 

Foto por Terramar Fotografía

 

  • Si contarán con pajecitos o damitas, éste es el momento de que hagan su aparición. Pueden salir con canastitas con pétalos de flores e ir arrojándolos por todo el camino, preparando la entrada de la novia. Intenten que sus padres estén en las filas de adelante para que puedan sentarse tranquilos al frente una vez que hayan desfilado por el pasillo.

 

Foto por SCEN Wedding Photojournalism

 

  • Y para finalizar, hace su aparición la reluciente novia, del brazo de su padre. Si el padre por cualquier motivo no los pudiera acompañar, entonces puede ir del brazo del padrino, o de algún otro familiar como un hermano o tío. Una vez que lleguen al altar, la novia tomará su lugar al lado izquierdo, entre las damas de honor y el novio, mientras el padre de la novia acompaña a la madre del novio a su lugar para tomar después él el suyo.

 

Foto por SCEN Wedding Photojournalism

 

Una vez acomodados todos puede comenzar la ceremonia, ese especial momento en que terminarán de sellar su amor y compromiso, jurándose amor frente a Dios y frente a sus seres queridos.

 

Foto por Eira Sánchez Fotografía