economica-boda-ahorrar

Para empezar, deben identificar lo que es más importante para ti y tu pareja. ¿El vestido de novia es lo más importante? ¿La fiesta y el lugar? ¿El fotógrafo? ¿El número de invitados? Analicen sus prioridades, hagan una lista y decidan  qué porcentaje van a destinar a cada cosa.
Aquí te damos algunas ideas para ahorrar que te pueden servir mucho.

Anticipación

Todo sale mejor si lo hacen con tiempo, es más fácil conseguir buen precio en un salón si lo apartan con mucha anticipación. Con tiempo pueden ver diferentes opciones de empresas y servicios, y así elegir la que más les convenga y guste.

Flores y centros de mesa

Tanto para adornos como para el ramo, fíjense cuáles son las flores de temporada pues les saldrán mucho más baratas que si escogen alguna que sea difícil de conseguir en esa época. Pregunten al vendedor cuales son las que más duran y el precio de todas las que les gusten, comparen y hagan la mejor elección. Tomen en cuenta que todas las flores son bonitas y no es necesario gastar mucho en ellas.

Otra opción es que pongan, en lugar de centros de  mesa con flores, ramos de cereales pintados con spray plateado o  fruta  como limones o manzanas en tazas de vidrio. Ideas como ésta salen más económicas y  les ayudarán a ahorrar.

Descuentos y negociar

Deben estar muy atentos a los descuentos que puedas encontrar y también los que puedan obtener de sus proveedores negociando con ellos. Por ejemplo:

  • Al banquete: “Si lo contrato para la fiesta y la recepción, ¿Qué descuento me hace?
  •  Al fotógrafo: “Si lo contrato para tomar mi boda y la ceremonia ¿va a incluir un álbum de fotos gratis con el paquete o un descuento?

Hagan ustedes algunas cosas

Si les gustan las manualidades o tienen algún amigo o familiar al que se le den estas cosas, pueden hacer los centros de mesa, los recuerdos o las invitaciones; hay blogs, revistas y páginas de internet con ideas económicas y fáciles de hacer que seguro les quedarán muy bien.

boda-economica

 


La música

Los Dj (Disc Jockey), en general, son más baratos que los grupos musicales. Hay algunos que amenizan muy bien las fiestas e incluso que llevan luces o alguna cosa más. No necesitan periodos de descanso como los grupos y van cambiando el tipo de música dependiendo  de sus invitados y el ánimo que tengan.  


Ayuda

Si algún amigo o familiar les ofrece ayuda apadrinando algún gasto de la boda, no duden en aceptar, para ellos es una satisfacción y para ustedes puede ser de gran ayuda reduciendo su presupuesto.

Detente a pensar si entre tus familiares o amigos hay algún cantante, músico, pastelero, cocinero o creativo que acepte ayudarte; si es así, pueden colaborar en tu fiesta, ahorrarte un poco y el detalle hará un día más especial.


¡Cuidado con la emoción del momento! Por lo general cuando uno se va a casar, invaden la alegría y emoción que nos hacen gastar lo que no tenemos. Analiza muy bien las opciones antes de hacer cualquier compra o de firmar un contrato. Después, lo agradecerás.