SCEN Wedding Photography

 

El lazo representa visualmente el vínculo inquebrantable entre los novios, una fuerza que los une y los aparta del resto del mundo, protegiéndolos y vigorizando su alianza. Es la forma sólida de una conexión que sólo ellos dos comparten.

Tradicionalmente, los padrinos colocan este lazo sobre los hombros del novio y de la novia, reforzando sus promesas. Estos padrinos suelen ser una pareja muy querida por los novios y que lleva mucho tiempo junta, o cuya relación es estable. De esta forma, los encargados de enlazar al nuevo matrimonio son una pareja con experiencia y fortaleza en su propia relación. Ojo: no tiene que ser forzosamente una pareja casada quien te enlace con tu novio, pero, por consideración, no le dejes la tarea a tu amiga soltera porque es de mala suerte: recuerda que dice el refrán que la mujer que enlaza no se casa.

 

Eduardo Dávalos Fotografía

 

Hay distintas maneras de colocar el lazo y dependen de la forma que este tenga: el lazo, por ejemplo, puede estar dividido en dos círculos, de manera que uno envuelva a la novia y otro al novio, uniéndolos en el centro. Se crea así, un símbolo de infinito, representando al amor eterno que los une. También puede tratarse de un único círculo y puede llevar una placa con los nombres de los novios y la fecha de la boda o, más tradicionalmente, una cruz, como la llevaría un rosario. Si es así, la cruz debe ir al frente y estar en medio de los novios, ya que representa a la fe católica, que mediará entre ellos y estará siempre presente. También se puede enlazar a los novios colocando el lazo alrededor de sus manos y muñecas.

Se enlaza a la pareja luego de que han intercambiado los anillos y se han dado las arras, cuando están arrodillados frente al altar. El lazo permanece alrededor de ellos hasta que la ceremonia termina. Entonces es retirado por los mismos padrinos o por el sacerdote y es entregado a la novia. Hay lazos que han pasado de generación en generación, de manera que se han convertido en un símbolo de unión no sólo entre la pareja, sino en la familia entera.

 

 

Esta tradición tiene orígenes muy antiguos: San Isidoro de Sevilla la describe como parte del rito toledano, en el cual se colocaba sobre los novios un dosel. En las bodas católicas se situaba una guirnalda de azares sobre los hombros de los novios; sus colores eran el blanco y el guinda, simbolizando la pureza de la unión y la sangre de la futura descendencia de la pareja. Es por ello, quizás, que algunos lazos tienen flores en el centro, de las que se desprenden cadenas finas o hileras de cuentas, representando esta misma descendencia y, con ello, volviéndose un amuleto para la fertilidad. La unión mediante guirnaldas también estaba presente en las tradiciones irlandesas medievales.

Los sacerdotes españoles trajeron esta costumbre al México recién conquistado, y, al parecer, coincidió con una práctica indígena, en la cual la pareja unía las puntas de sus ropas o de sus mantas al casarse. Hoy, la tradición del lazo sigue abriéndose paso en el mundo, ya que en 2013 fue reconocida oficialmente en EU como parte de la ceremonia de matrimonio católico. Su profundidad nunca se extinguirá, ya que radica en su propio nombre: al igual que en el español, en sánscrito el vocablo “yug” significa al mismo tiempo lazo y unión.

 

Jorge Romo Fotógrafo

 

Los lazos de boda se hacen con una gran variedad de materiales. Los más comunes son los de perlas y los de cuentas de vidrio. En tiendas online los precios varían desde los MX$1,500.00 hasta los $3,000.00, aunque, por supuesto, hay diseños que no superan los $1,200.00: depende, más que nada, de la marca y de la forma de fabricación. Por supuesto, los que están hechos con oro son poco comunes y bastante más costosos. Así mismo, los lazos hechos con flores rondan los $2,000.00, ya que están fabricados a mano. En tiendas de novias, los diseños de cristal y plata van desde los $600.00 hasta los $1,500.00, aunque, a diferencia de las tiendas en línea, no incluyen el cofrecito en el que la novia lo mantendrá a salvo.

 

Photo Love

 

Hay diseños de lazos muy bonitos hechos solamente con listones y que no superan los $600.00. Son originales y, a pesar de ser muy sencillos, pueden combinar con el vestido de la novia. Un detalle muy bonito, si es que vas a ser madrina, sería hacer el lazo tú misma: puedes usar, por ejemplo, flores naturales, conchitas o cuentas de colores.

Lo importante es que tengas presente qué significa y que lo regales o lo recibas, con mucho cariño, porque, igual que la unión que representa, durará para siempre.

 

Florería Rosas Blancas