Foto: Hmh Fotografía



El momento del discurso de agradecimiento es uno de los momentos más emotivos de una boda y uno de los más recordados por los invitados. Es por eso que  es importante tomarse un tiempo para pensar en qué dirán y cómo le hablarán a sus invitados. Así evitarán los nervios que puede producir el tener que improvisar un discurso, en lugar de disfrutar tranquilos de un día tan importante como el día de su boda. Aquí les decimos qué deben de tomar en cuenta para hacer un buen discurso de agradecimiento que sea emotivo y adecuado para cualquier ocasión.  

  • Preparación previa. Cómo decíamos, es muy recomendable no dejar este discurso a la improvisación. Sobre todo para las personas que tienden a sentirse nerviosas cuando hablan ante el público, ya que lo último que quieres es terminar con “pánico escénico” y trabarte o terminar con un discurso vacío, corto y redundante. Comienza por lo menos unas tres semanas antes de la boda a pensar algunas ideas para tu discurso de agradecimiento hasta que tengas uno que te guste. Tomate también el tiempo de practicarlo, para que te sientas con más confianza a la hora de decirlo frente a todos los invitados.

 

Iram Ortega

Foto: Iram Ortega

 

  • Gracioso pero no pesado. Uno de los errores que se pueden cometer a la hora de decir el discurso de boda son las bromas pesadas o anécdotas bochornosas sobre alguno de los invitados, o inclusive de la pareja. Esto no es una buena idea porque además de restarle seriedad a un momento tan importante puede incomodar a los invitados o a tu pareja a cambio de unos segundos de risas. Lo mejor para una boda será un emotivo discurso que hable de los sentimientos que sienten, del amor, la alegría y el agradecimiento, aunque no significa que no se pueda ser gracioso, pero siempre sin caer en lo pesado.
  • Organización. En promedio un buen discurso de agradecimiento, que incluya anécdotas, historias y agradecimientos, puede durar entre cinco a diez minutos. Si dura más de 10 minutos corren el riesgo de que sea demasiado para sus invitados, y que comiencen a perder su atención, y por el otro lado, si es demasiado corto puede que no hayan podido transmitir a sus invitados lo que significa para ustedes este día tan importante, que los hace ahora esposos y compañeros de vida. Para dar el discurso el día de su boda lo mejor es tener bien organizado su discurso en tarjetones que puedas leer fácilmente o que te den las principales ideas para recordar todo lo que quieres decir, y no olvides enumerarlas, así no perderás tiempo si se revuelven en algún momento.

 

Bokeh Art Studio

Foto: Bokeh Art Studio